Devocionales

Aferrándote cuando quieres soltarte

22 de septiembre de 2021
Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva. Filipenses 1:6 (NTV)

A medida que el calor del verano se desvanece y las hojas se vuelven de los colores radiantes del otoño, esperamos que nuestras vidas comiencen a sentirse un poco más "normal", aunque la pandemia sigue afectando profundamente a muchos. Los últimos dos años nos han pasado factura a todos. Las cosas que dábamos por sentado, como las reuniones familiares, la escuela, el trabajo y los viajes, se han visto bastante diferentes durante un tiempo. Muchos de mis familiares y amigos también experimentaron soledad, ansiedad y depresión a niveles que nunca antes habían conocido. Yo también lo sentí. Durante los últimos meses me encontré luchando por mantenerme a flote. Luchaba a diario con sentimientos de desesperación y pavor. Me tomó por sorpresa. Honestamente, no estaba preparada para otra batalla con la depresión clínica que amenazaba con hundirme.

Si has peleado esta batalla, o la estás peleando en este momento, espero que hayas encontrado la ayuda que te mereces confiando en tus seres queridos, permitiendo que inviertan en ti y buscando la ayuda de profesionales de la salud mental cuando sea necesario. Espero que también te hayas aferrado al Señor en medio de tu batalla, porque, así como Él me ha sostenido, Él te está sosteniendo.

Una y otra vez, oré por una sanidad rápida. Le pedí a Dios que me quitara el dolor y la lucha. Él fortaleció mi fe recordándome suavemente el regalo de Su presencia cuando anteriormente he pasado por temporadas oscuras. Dios tiene un historial perfecto. Siempre ha sido fiel. En medio del dolor y la tristeza, las lágrimas y las preguntas, me he aferrado a esta verdad profunda de la Palabra de Dios: Él comenzó Su obra en ti y en mí y la irá perfeccionando hasta ese día glorioso cuando Cristo regrese. (Filipenses 1:6) No tenemos que fingir ser perfectos, tener todo bajo control; nos aferramos a Jesús, sabiendo que Él nos sostiene.

No tengo idea de lo que estás pasando en tu vida mientras lees estas palabras. Lo que sí sé, es que todas enfrentaremos desafíos, angustias, cosas que no nos esperamos. Habrá momentos en los que desearíamos poder reescribir capítulos de nuestras historias. Pero mientras comencé a profundizar en la Palabra de Dios recientemente, vi como nunca antes había visto, que Dios ha estado escribiendo nuestras historias desde el principio.

He estado aprendiendo nuevas lecciones en esta temporada. Me han cambiado la vida y espero que también te ayuden a ti.

1. Podemos confiar en que Dios nos sostendrá y a todas nuestras piezas que nos falten. (Isaías 41:10)
2. Cuando la vida se siente fuera de control, no lo está. Dios realmente tiene el control. (Colosenses 1:17)
3. Cuando la vida se complica, recuerda que Dios tiene poder sobre nuestro enemigo, “el desordenador”. (2 Tesalonicenses 3:3)
4. Cuando te sientas asustada y sola, y parece que Dios guarda silencio, Él aún está contigo en tu dolor y sigue moviéndose en tu vida. Nunca estás sola. (Mateo 28:20)

Estoy aprendiendo a hacer las paces con mi historia y ser transparente y vulnerable con Dios. También oro lo mismo por ti. Recuerda que, no importa lo que hayas experimentado en el pasado, no eres tu pasado. Tu historia no determina tu destino en Cristo. Como hija del Rey, vives bajo la justicia de Cristo, no bajo el manto frío de la vergüenza. Dios comenzó esta obra hermosa en ti y la continuará hasta que veas Su rostro. Hoy, mientras escribo esto, sigo aprendiendo, sigo confiando. Y sí, todavía derramo algunas lágrimas. Pero yo sé esto: no importa las circunstancias que tú y yo enfrentemos hoy o mañana, estamos siendo sostenidas por el Dios que nunca nos soltará, así que nos aferramos a Él.

Padre celestial, gracias porque puedo presentarme ante Ti tal como soy. Gracias porque prometiste terminar la obra que comenzaste en mí. A veces me siento tentada a soltarte cuando no entiendo lo que está sucediendo a mi alrededor, pero hoy elijo aferrarme a Ti, creyendo que Tú me sostienes. Gracias por amarme. Gracias por Tu gracia. En el Nombre de Jesús, Amén.

Si tu vida se siente demasiado abrumadora, haz clic aquí para conocer nuestros recursos de asistencia y consejería.

Como devocional patrocinado, las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recomendamos

En momentos de desconocimiento, Sheila Walsh ofrece un salvavidas de esperanza. Con una gran compasión que nació de la experiencia y las adversidades, Walsh acompaña a las heridas, temerosas y agotadas para recordarnos que servimos a un Dios que es mucho más grande que nuestras dificultades momentáneas, sin importar cuán insuperables se sientan. En su libro nuevo, Holding on When You Want to Let Go, ella te da la fuerza para seguir adelante, para seguir aferrándote a Dios en un mundo al revés. La guía de estudio que acompaña el libro incluye 10 lecciones para ayudar a personas o grupos a sumergirse profundamente.

Conéctate

Conéctate con Sheila en Facebook e Instagram y escucha su podcast, God Is for Youaquí.

Profundicemos

Juan 5:17, Pero Jesús respondió: «Mi Padre siempre trabaja, y yo también». (NTV)

Salmo 27:13-14, Sin embargo, yo confío en que veré la bondad del SEÑOR mientras estoy aquí, en la tierra de los vivientes. Espera con paciencia al SEÑOR; sé valiente y esforzado; sí, espera al SEÑOR con paciencia. (NTV)

Cuando estabas en una temporada de oscuridad o espera, o si te encuentras en esa temporada hoy, ¿cómo ha provisto Dios, aún en tu momento de necesidad? ¿Qué necesitas para liberar el control de hoy y dárselo al Señor?

© 2021 por Sheila Walsh. Todos los derechos reservados.

Proverbs 31 Ministries agradece a Baker Books, a division of Baker Publishing Group, por su patrocinio de la devoción de hoy.

Haz click aquí para ver nuestra política sobre los enlaces de terceros.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación