Devocionales

¿Qué virtud te distingue?

8 de junio de 2020
Siempre que oramos por ustedes, damos gracias a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, pues hemos recibido noticias de su fe en Cristo Jesús y del amor que tienen por todos los santos a causa de la esperanza reservada para ustedes en el cielo. De esta esperanza ya han sabido por la palabra de verdad, que es el evangelio. Colosenses 1:3-5 (NVI)

Comenzó como una noche cualquiera en la cafetería de la universidad con mis compañeros usuales, el grupo de estudiantes con quien siempre cenaba. Éramos un grupo de hombres y mujeres jóvenes que amábamos a Jesús y nos adorábamos unos a otros. Creíamos que todos éramos solamente amigos.

De repente Charles se levantó para hablar. «Escuchen todos, Angie y yo tenemos algo que decirles».

Espera...¡¿qué?! ¿Desde cuándo existía un "Angie y yo?”, me preguntaba.

Charles se detuvo por un momento, y entonces con una gran sonrisa, anunció, «¡Estamos comprometidos!»

Y eso fue suficiente. Con un alarido tan fuerte que todo el lugar se volteó a mirarnos, salté y alcé mis manos al cielo, luego corrí, abrazando y danzando de alegría. Fui todo un espectáculo.

Charles primero miró radiantemente a Angie y luego me miró antes de decirme, «Y por eso es por lo que queríamos contártelo a ti primero».

Hay muchas cosas por las cuales no soy conocida:

● Comida deliciosa proveniente de mi cocina.

● Relatar una historia brevemente. 

● Guardar un secreto emocionante.

En realidad, es más cómodo compartir mi lista de cosas negativas que contarte las cosas buenas que me distinguen. En el transcurso del tiempo, muchas de nosotras hemos creído la mentira de que el desarrollar nuestras áreas fuertes es ser egoísta, o que es una virtud el minimizar las cualidades encantadoras que brindamos al mundo, sin embargo nunca fue la intención de Dios que fuera así.

Yo soy conocida por el gozo y la celebración. Eso es algo bueno ya que Dios mismo, mi Creador, me programó de esa forma.

Antes del encuentro de Pablo con Jesús, él era conocido por su educación, su ortodoxia y su celo por perseguir a la iglesia. Pero luego de ser transformado por su Salvador, hubo otro trío que tomó el mando.

La fe. El amor. La esperanza.

Vez tras vez en sus cartas, Pablo se refiere a estas tres cualidades como valiosas en el Reino de Dios. Son características que él desarrolla en sí mismo y elogia en otros.

A la iglesia de Colosas — un grupo que él nunca conoció en persona — Pablo le dice, Siempre que oramos por ustedes, damos gracias a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, pues hemos recibido noticias de su fe en Cristo Jesús y del amor que tienen por todos los santos a causa de la esperanza reservada para ustedes en el cielo. De esta esperanza ya han sabido por la palabra de verdad, que es el evangelio (Colosenses 1:3-5, énfasis mío).

Aquí no vemos a Pablo demasiado emocional, mas de él brotaba gozo cuando escribe sobre los atributos hermosos encontrados en este grupo de creyentes: su fe, amor y esperanza.

La mayoría de nuestras cualidades positivas pueden encontrarse dentro de una de estas categorías. Creo que mi corazón gozoso y pasión por celebrar son dones que Dios me ha dado para mostrar amor.

Mi amiga Lynn ora con fervor. Ella se distingue por responder en fe y edificarla en otros.

Suzie es un reflejo de la redención y sanidad de Dios. Ella le comunica esperanza a todos los que la conocen. Es por lo que se distingue.

Todas nos distinguimos por algo bueno. ¡Hoy es el día de identificar lo que te distingue y utilizarlo al máximo!

Señor, me creaste a Tu imagen, tejiendo buenas cualidades en mi ser. Muéstrame cómo puedo utilizarlas al máximo para glorificarte y bendecir a las personas que me rodean. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy:

1 Corintios 13:13, Ahora, pues, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor. (NVI)

Recursos adicionales:

¿A veces sientes que no eres suficiente? Para alentarte a ser la mujer que Dios te ha llamado a ser y exhibir al mundo tu belleza única, lee el devocional de Lysa TerKeurst, Yo no creo ser suficiente.

Reflexiona y responde:

Si les preguntamos a las personas que te aman qué es lo que te distingue, ¿qué dirían? ¿Cómo puedes bendecir a alguien con una de esas cualidades hoy?

Quebranta las mentiras. En lugar de desesperarte por lo que no eres, toma un paso firme y comparte lo que te distingue en los comentarios. ¡Queremos celebrarte!

© 2020 por Amy Carroll. Derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye