Devocionales

Él peleará por ustedes

7 de febrero de 2018
El Señor mismo peleará por ustedes. Solo quédense tranquilos. Éxodo 14:14 (NTV)

En aquel momento, yo tenía diecinueve años. Llevaba pocos meses siguiendo a Jesús, y recuerdo que comencé a enojarme. Con Dios.

Te di mi vida … ¿por qué sigue desmoronándose?

Pensé que harías mi vida más fácil.

¿Por qué sigue habiendo una parte de mí que quiere hacer las cosas que ya no quiero hacer?

Yo nunca lo hubiera dicho en público, pero guardaba cierto resentimiento severo y desilusión contra Dios.

Tristemente, no era debido a algo que Él haya hecho o dicho. De hecho, la razón de mi resentimiento era mucha carga e ideas religiosas que yo había acumulado en el camino.

Asistiendo a la iglesia aquí y allá mientras crecía, yo siempre imaginaba que las personas que salían al frente a dar sus testimonios lo tenían todo resuelto; ¡o que por lo menos habían resuelto sus asuntos una vez que comenzaron a seguir a Jesús! Decían cosas como: “Fui un alcohólico durante 40 años. Luego entregué mi vida a Jesús y nunca más desee una bebida.”

Me hundía más en mi asiento porque, ¿y qué de mi? De cierta forma, mi vida en realidad se complicó más después de comenzar a seguir a Jesús. Ahora me sentía en conflicto. Sentía como que me hubieran despertado a alguna especie de batalla. ¿Había algo mal conmigo?

Recuerdo haber leído la historia en Éxodo de una manera fresca y nueva mientras estuve en aquella temporada. La había escuchado miles de veces durante mi crianza, pero esa suele ser una buena razón para perderme el verdadero meollo de un pasaje. Sin embargo, en ese momento, un versículo en particular sobresalía.

Era justo después de que los Israelitas fueron liberados por última vez y empezaron a salir de Egipto y del gobierno del Faraón.

Allí es cuando llegaron al Mar Rojo. Comenzaron a sentir lo imposible por delante. Y por si eso fuera poco, vieron que el Faraón les perseguía por detrás. Él se había arrepentido de haberlos liberado.

Un mar por delante y un ejército por detrás. Se encontraban atrapados. Y comenzaron a maldecir a Moisés lanzándole palabras duras: ¡¿Nos trajiste aquí para morir?! ¡Podríamos habernos quedado en Egipto para morir! (Éxodo 14:11)

Justo ahí aparece mi versículo favorito. Moisés responde: El Señor mismo peleará por ustedes. Solo quédense tranquilos. (Éxodo 14:14, NTV).

Trato de realmente ponerme en el lugar de Israel en su difícil situación, pero no puedo imaginar cómo se haya sentido. El terror. El miedo. Estar completamente encerrados y atorados. Moisés le dice a Israel que sí tienen que hacer algo. Ellos sí tienen una responsabilidad. Para salir de esto, necesitan obedecer. ¿Cuál mandato deben obedecer? Quedarse tranquilos y observar a Dios obrar. Tener fe verdadera en el Único quien los sacó de la esclavitud.

No sé lo que tú estás enfrentando hoy, pero ¿de qué manera necesitas ponerle un alto y confiar en tu Creador? Él no te hizo llegar hasta aquí para abandonarte. Dios va delante de ti como también detrás de ti. Él peleará por ti.

La parte de esta historia que más me gusta es que, después de abrir el Mar Rojo, Dios le ordena a Israel que camine. A veces el estar en silencio y confiar en Dios significa poner un pie delante del otro mientras existen torres de agua a tu derecha y a tu izquierda. Pero Él es bueno, y es digno de confianza.

Señor, yo oro por la situación en que se encuentra cada persona que lee esto hoy. Te pido que Tú le des la misma esperanza, fortaleza y recordatorio de Tus promesas que le diste a Tu pueblo en el Mar Rojo. Que calmes su corazón y quietes su alma con Tu verdad y Tu voz. En el Nombre de Jesús, Amén.

VERDAD PARA HOY

Proverbios 20:22, No digas: “Devolveré el mal”. Espera al SEÑOR y Él te salvará. (RVA-2015)

Jeremías 51:36, Por tanto, así dice el Señor: He aquí, Yo defenderé tu causa, y ejecutaré tu venganza; secaré su mar y haré que se sequen sus manantiales. (LBLA)

REFLEXIONA Y RESPONDE

¿En qué área necesitas estar en “silencio” y dejar que Dios pelee por ti? ¿Cuál “faraón” te está persiguiendo?

© 2020 por Jefferson Bethke. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye