Devocionales

Fuiste creada para influenciar

8 de mayo de 2019
»Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. Juan 15:5 (NVI)

Era 1992 y nuestra familia recién había comprado una casa con varios acres en una subasta del gobierno unos días atrás. Nuestros niños pequeños nos rogaban explorar la propiedad, aún antes de desempacar las cajas.

No me sorprendió que la prioridad de nuestros pequeños antes de explorar era tomar piedras y lanzarlas al lago. Mientras observaba el deleite de mis hijos que resultaba de las ondas cuando tiraban las piedras en el agua, aproveché este momento perfecto para una enseñanza.

«Solo piensa», les expliqué, «si las ondas se extienden alrededor de nuestro lago cuando tu lanzas las piedras en el agua, ¿cómo pueden las palabras que dices afectar a la gente alrededor tuyo? Y luego, ¿cómo afectan esas personas a la gente que les rodea?».

Mientras los niños seguían lanzando cualquier cosa que podían encontrar al agua, hablamos sobre ejemplos simples que ellos podían entender. «Si tú le dices algo grosero a tu hermano, él se va a sentir mal y podría decir algo grosero también. La crueldad se propaga. Queremos compartir cosas buenas que honren a Dios en vez de cosas malas que no Lo honren.»

Cuando eran niños, a todos mi hijos les encantaba la historia de Daniel y la fosa de leones (se puede leer en Daniel 6). Aunque Daniel vivía en una cultura que no honraba a Dios, él impactó a naciones, reyes, hombre sabios y a sus amigos a través de la vida que vivía, una vida que honraba al Señor. Sus ondas de influencia se expandieron incrementalmente, liderando un impacto que él nunca hubiera previsto, uno que se extiende a mi familia y a la tuya, aún después de casi 3.000 años.

Cuando reflejamos el carácter de Dios a través de nuestros dones y las oportunidades que Él nos da, somos como piedras lanzadas a un lago. Esto produce un efecto de ondas que inspira más allá de nuestra propia esfera para que puedan pensar y actuar de manera diferente.

No necesitas ser famosa, rica o exitosa. No necesitas tener un título impresionante o muchos seguidores en tus redes sociales, una edad específica, nacionalidad o personalidad no son un requerimiento. Tampoco estás limitada por tu trabajo, ubicación o estado civil. Tú, mi amiga, tienes el poder de influenciar positivamente a otros.

Creo que dentro del corazón de cada mujer existe este deseo de ser influir a personas. Sea que estemos sumergidas en cambio de pañales, subiendo la escalera en el mundo corporativo (con los tacones puestos), sirviendo al “más pequeños” aquí o en el extranjero, podemos utilizar las oportunidades que nuestro Dios nos ha dado para ser una influencia positiva. Creo que las mujeres tenemos una oportunidad incomparable para influenciar esta generación y las generaciones por venir.

Dios usa gente común como tú y yo para protagonizar en “Historias de Dios” extraordinarias – narrativas de vida real que tienen que ver con el propósito e influencia. Aunque todas somos imperfectas e inconsecuentes, aún podemos ser de influencia por la gracia de Dios y el poder en y a través de nosotras. Así como dijo Jesús: »Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada (Juan 15:5 NVI).

Señor, podré ser una mujer común, pero con Tu ayuda, puedo lograr cosas extraordinarias. Ayúdame a ver claramente los lugares donde puedo tener la mayor influencia. Dame la valentía, la sabiduría y la gracia para hablar directamente a las vidas de otras personas y reflejar Tu bondad – para que a través de Ti, yo pueda hacer un impacto eterno. En el Nombre de Jesús, Amén.

VERDAD PARA HOY

Romanos 12:2, No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta. (NVI)

Proverbios 22:6, Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará. (NVI)

REFLEXIONA Y RESPONDE

Las lecciones que enseñamos a nuestros niños usualmente duran hasta su edad adulta. ¿Cuáles son algunas verdades bíblicas claves que quisieras que la siguiente generación ponga en práctica? ¿Cómo puedes enseñar y modelar estas verdades de una manera que sean memorables en los años que están por venir?

© 2019 por Pam Tebow. Derechos reservados.

Proverbs 31 Ministries agradece a Tyndale House Publishers por patrocinar el devocional de hoy.

Haz click aquí para ver nuestra política sobre los enlaces de terceros.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye