Devocionales

La clave para luchar contra el miedo

25 de febrero de 2020
Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza. Salmo 56:3 (NVI)

Nunca olvidaré el momento cuando vi nuestras primeras ecografías. Las lágrimas se acumularon en mis ojos mientras consideraba la delicadeza del tierno cuerpo de nuestro bebé, y la precisión de cómo nuestro Creador la había tejido en mi vientre. Mi esposo sintió la misma sensación de asombro.

Y sin embargo, en el siguiente aliento: miedo.

Me considero una persona temerosa por naturaleza. Una perfeccionista de personalidad tipo A, me cuesta el no tener control, cuando la gente me decepciona y me critica, y cuando fracaso. Además, están esas luchas con el miedo que vienen del dolor y el sufrimiento en este mundo quebrantado. Pero nada – nada – se compara a los miedos que surgieron cuando me enteré que estaba embarazada y después de haber contemplado la preciosa vida que había en mi vientre.

¿Qué nos deparará el futuro? ¿Nacería nuestro bebé sano y fuerte? ¿Estaría yo segura en el proceso? ¿Y si perdiéramos la bebé? ¿Y si...?

Amigas, la lista de nuestros "Y si..." es interminable, al igual que el número de nuestros miedos. Tal vez seas como yo; estás aterrorizada por lo que podría inesperadamente sucederles a tus hijos, tu marido o tus seres queridos. Puede que tengas miedo de lo que el médico te informe sobre los resultados de tus pruebas. O tal vez te quedaste sin trabajo recientemente y te preguntas cómo vas a alcanzar pagar los pagos este mes. Tal vez la muerte te atormenta – cuándo llegará, cómo llegará, qué significará para tu eternidad.

Cuando se trata del temor, la Escritura me ha ayudado inmensamente, la misma Palabra de Dios que revela quién es Él. En el Salmo 56:3, el rey David escribe: Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza. No dice si siento miedo, sino cuando siento miedo. Él sabe que el miedo es un enemigo obstinado y persistente del corazón humano; y también sabe que la única manera realista y efectiva de combatir el temor es poner continuamente su confianza en Dios.

Ahora, "confiar en Dios" suena como algo bueno y lo correcto que debemos hacer, pero si somos honestas, también puede sentirse como un concepto vacío. Acabo de descubrir que tengo cáncer. ¿Qué quieres decir con confiar en Dios? Nos preguntamos en estos casos si Dios es verdaderamente digno de confianza, y si lo es, entonces ¿cómo se supone que debemos confiar en Él cuando nuestros temores nos acechan y nuestra fe falla?

Lo que David dice en el Salmo 56:3 nos ayuda, porque luchar contra nuestros temores no es un acto de una sola vez sino una práctica continua. Confiar en Dios es lo mismo: no significa necesariamente que nuestros temores se desvanezcan. Significa que sabemos dónde – y a Quién – ir con ellos. Una y otra vez.

Combatimos el miedo con un temor aún mayor: el temor del Señor. Debido a que Dios es bueno y está en control, es digno de nuestra reverencia y admiración. No sólo esto, sino que ha demostrado Su carácter confiable al enviar a Su Hijo para rescatarnos de nuestra mayor y más temible situación: el merecido castigo por nuestro pecado. Y puesto que Jesús resucitó de los muertos – ya que derrotó lo que más deberíamos temer – podemos confiar en Él. Cuando tenemos miedo, podemos ir a Él. Podemos pedirle esperanza y ayuda continuamente.

A medida que sigamos regresando a Jesús con nuestros temores, Él aumentará a la vez que nuestros miedos disminuyen. Y esa es la clave para luchar contra el miedo: conocer a Jesús, confiar en Él, adorarlo y temerlo.

Padre Celestial, Tú eres digno de ser temido. Gracias por darnos a Tu Hijo. Somos mujeres temerosas, y queremos poner nuestra confianza en Ti. Ayúdanos a temerte y a seguir regresando a Ti con nuestros temores. Danos el poder y la perspectiva para luchar contra el miedo, revelándonos Tú carácter digno de confianza y haciéndonos crecer en nuestra adoración a Ti. En el Nombre de Jesús, Amén.

VERDAD PARA HOY

Salmo 130:3-4, Señor, si te fijaras en nuestros pecados, ¿quién podría sostenerse en tu presencia? Pero en ti hallamos perdón, para que seas reverenciado. (RVR1960)

Proverbios 9:10, El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia. (RVR1960)

 

Como devocional patrocinado, las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

RECURSOS ADICIONALES

Para más verdad y aplicación práctica de cómo luchar contra el temor, obtén una copia del libro de Kristen Wetherell: Fight Your Fears: Trusting God’s Character and Promises When You Are Afraid.

CONÉCTATE

Conéctate con Kristen en su sitio web y en Instagram, Facebook y Twitter.

REFLEXIONA Y RESPONDE

¿Cual es un miedo en particular con el que estás batallando el día de hoy? Identifícalo. Después, lee un pasaje en tu Biblia y pregúntate: “¿Qué aprendo de Dios de este pasaje?” Aplica esa verdad a tu miedo, luego lleva ese temor a Dios en oración. Confiésalo y pídele a Él que te ayude a combatirlo con la verdad de Quién es Él. Si te sientes guiada, compartenos el miedo con el que estás luchando y el pasaje que leíste, en la sección de comentarios.

© 2020 por Kristen Wetherell. Derechos reservados.

Proverbs 31 Ministries agradece a Bethany House Publishers, una división de Baker Publishing Group, por patrocinar el devocional de hoy.

Haz click aquí para ver nuestra política sobre los enlaces de terceros.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación