Devocionales

La "mejor" vida ya es tuya

20 de abril de 2020
Mediante su divino poder, Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para llevar una vida de rectitud. Todo esto lo recibimos al llegar a conocer a aquel que nos llamó por medio de su maravillosa gloria y excelencia. 2 Pedro 1:3 (NTV)

Recientemente, viajé para visitar a nuestra hija adulta que acababa de comprar su primera casa, una casa de la mitad del siglo, de estilo rancho de ladrillos. Después de una semana de desempacar cajas, limpiar despensas y organizar armarios, empaqué un artículo más, mi bolso de mano, y me dirigí de regreso al aeropuerto para regresar a casa.

Después de una hora y media de vuelo, el avión aterrizó. Y como siempre, al abrir el compartimento superior para recuperar mi maleta de mano, la examiné con mucho cuidado para asegurarme de que estaba agarrando la maleta correcta. Dado que muchos viajeros tienen una maleta negra básica con ruedas, es fácil equivocarse.

Abrí el compartimiento y me reí de lo que vi. Un viajero inteligente había usado pintura blanca para escribir tres palabras simples en la base de su maleta: "¡No es tuya!". Y funcionó. Nadie agarró su equipaje erróneamente.

Dios usó ese incidente humorístico para hablarle a mi corazón ese día. En ese momento de mi vida, estaba luchando con sentimientos de envidia hacia algunas personas en mi círculo de amistades. Se había arraigado en mi corazón un tono único de codicia, causando que me enfocara en lo que me faltaba, en lugar de enfocarme en las bendiciones que tenía.

Examinando las palabras, "¡No es tuya!" en esa maleta fue el despertar que necesitaba mi mente errante. Necesitaba parar de envidiar las vidas que Dios había dado a otras y estar satisfecha con la que Él me ha dado.

El versículo clave de hoy hace esta llamativa declaración sobre nuestras vidas: Mediante su divino poder, Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para llevar una vida de rectitud. Todo esto lo recibimos al llegar a conocer a aquel que nos llamó por medio de su maravillosa gloria y excelencia, (2 Pedro 1:3). Si bien no tenemos _________ (completa el espacio en blanco con tu propia área de envidia), tenemos todo lo que necesitamos para vivir una vida de rectitud.

Todos los humanos que entregan sus vidas a Dios, tienen el mismo acceso a Él. Todos podemos estudiar Su Palabra, conectarnos con Él a través de la oración, y descubrir una vida plena sirviéndole a Él en la tierra. Su amor constante hacia cada una de nosotras es grande, sin parcialidad y nunca termina.

Claro ... es posible que no tengas la estabilidad financiera de tu amiga, pero sí tienes todo lo que necesitas para vivir una vida de rectitud a medida que creces en tu conocimiento de Dios.

Quizás no experimentaste una "formación ideal" como esa mujer en tu estudio bíblico, pero sí tienes todo lo que necesitas para vivir una vida de rectitud a medida que creces en tu conocimiento de Dios. (Y lo más probable es que tampoco siempre fue ideal para ella. Pero esa es otra historia).

Puede que no estés tan en forma y fabulosa como la amiga cuya publicación acabas de ver en las redes, pero sí tienes todo lo que necesitas para vivir una vida de rectitud a medida que creces en tu conocimiento de Dios.

Es posible que tus hijos no se porten tan bien, que tu esposo no sea tan atento o que tu suegra no sea tan dulce como la de tu amiga, pero sí tienes todo lo que necesitas para vivir una vida de rectitud a medida que creces en tu conocimiento de Dios.

Entonces, la próxima vez que sientas envidia, queriendo tomar lo que la otra persona tiene, recuerda: "¡No es tuyo!". En cambio, enfoca tu mente en Dios, agradeciéndole por las muchas bendiciones que Él te haya regalado, sin importar cuán simples te parezcan.

Podemos elegir estar contentas en lugar de desperdiciar energía deseando vivir en las circunstancias de otra persona. Pasemos nuestro tiempo buscando la rectitud mientras profundizamos nuestro caminar con Jesús. Quizás no tenemos lo que tiene otra persona, pero sí tenemos al Señor, y Él es suficiente.

Padre, quiero aprender a estar contenta a pesar de mis circunstancias. Ayúdame a mantener mis ojos en Ti en lugar de mirar a otras que parecen tener una vida mejor que yo. Eres todo lo que necesito. En el Nombre de Jesús, Amén.

VERDAD PARA HOY

1 Timoteo 6:6, Sin embargo, grande ganancia es la piedad con contentamiento. (RVA-2015)

Proverbios 14:30, El corazón tranquilo da vida al cuerpo, pero la envidia corroe los huesos. (NVI)

RECURSOS ADICIONALES

¿Quieres más recursos traducidos al español? ¡Inscríbete para recibir notificaciones mientras ponemos a tu disposición más y más recursos de Proverbs 31 en español! Visita hoy nuestra página Aprende Más e inscríbete para obtener las actualizaciones más recientes.

REFLEXIONA Y RESPONDE

¿En qué área de tu vida estás tentada a sentir envidia de los demás? ¿Cómo puede el versículo de hoy alentarte a centrarte en vivir una vida de rectitud en lugar de desear vivir en las circunstancias de otra persona? ¡Déjanos saber de ti en los comentarios a continuación!

© 2020 por Karen Ehman. Derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación