Devocionales

No hay peticiones pequeñas para Jesús

11 de junio de 2020
Jesús fue con él. Y lo seguía una gran multitud y lo apretujaban. Marcos 5:24 (RVA-2015)

Jesús rara vez se comportaba en situaciones sociales como la gente esperaba. En lugar de tratar de codearse con el más poderoso o acomodarse a las ideas populares, Él era experto en tomar en cuenta a aquellos que menos esperaban ser vistos.

Aunque Él era el Hijo de Dios y tenía una misión muy grande, Jesús nunca estaba demasiado ocupado para prestar atención a los que lo rodeaban. Vivía alerta. Incluso cuando estaba en camino de hacer algo que parecía grandioso, volvía Su atención a lo que parecía ser una petición pequeña.

Jesús no trataba de hacer grandes cosas. Él se preocupaba por hacer lo correcto. Y a menudo para Él, lo correcto era fijarse en un alma.

Marcos 5 registra dicha escena para nosotros. Cristo acababa de restaurar un hombre poseído por un demonio. ¡Eso fue algo grandioso! Luego cruzó al otro lado del lago con Sus discípulos. Una gran multitud pronto se reunió. De repente, frente a Jesús estaba de pie, Jairo, el gobernante de la sinagoga con una petición bastante desesperada. Su hija se estaba muriendo y anhelaba que Jesús la sanara.

Por supuesto, Jesús estuvo de acuerdo. Su decisión no ocasionó mucho alboroto. Lo que estaba a punto de hacer no atrajo mucho la atención — no lo publicó en Twitter con el hashtag #MilagroEnCamino ni subió una foto a Instagram con un filtro de efecto realmente impresionante.

Simplemente el versículo clave de hoy nos dice, Marcos 5:24, Jesús fue con él a pesar de que el versículo también nos dice, Y lo seguía una gran multitud y lo apretujaban. La multitud no impidió que Jesús ayudara al individuo frente a Él.

Mientras viajaban al lugar donde la amada hija de Jairo yacía enferma, las masas una vez más se aglomeraban alrededor de Jesús. En la asamblea había una mujer que había sufrido mucho bajo el cuidado de muchos médicos y había gastado todo su dinero. Sin embargo, en lugar de recuperarse, empeoró. Se acercó a Jesús en la multitud y tocó Su manto, pensando: Si sólo toco Su manto, seré sanada (Marcos 5:28, RVA-2015).

Su toque no escapó la atención de Jesús. Él nuevamente respondió al alma frente a  Él, diciéndole que su fe la había sanado.

Esta historia siempre me ha fascinado. La forma en que Jesús se tomó el tiempo, mientras estaba en medio de una multitud de personas - para notar a un ser y satisfacer las necesidades de esa persona. Y en el caso de esa mujer, su necesidad era aparentemente la de una persona insignificante. Ella no era importante como Jairo, el gobernante de la sinagoga. De hecho, ni siquiera nos dicen su nombre. Sin embargo, ella era importante para Jesús.

A Jairo le preocupaba que esta parada había tomado demasiado tiempo y podría ser demasiado tarde para su hija. Pero nunca es demasiado tarde para Jesús. Él sanó a la hija de Jairo. Jesús supo ministrar pacientemente el dolor particular de cada persona.

¿Podríamos tratar de ser más como Jesús, este hombre perfecto que nunca estuvo demasiado ocupado para fijarse en alguien que necesitaba Su toque? Claro, nosotras también tenemos muchas cosas que nos mantienen activas. Nos presiona una multitud de personas y proyectos. Ya sea en el trabajo o en casa, a menudo estamos de camino a hacer algo que es importante y debe completarse en un tiempo determinado. Pero Jesús nos llama a detenernos y fijarnos en alguien. Sea para dar un toque especial que pueda sanar un corazón o pueda animar un alma cansada ... o cambiar una vida.

Una vez escuché decir que el verdadero ministerio de Jesús consistía de la persona que tenía de frente. ¿Quién es esa persona para ti en el día de hoy?

Padre, en medio de todas mis necesidades y responsabilidades apremiantes, ayúdame a no estar demasiado ocupada para tomar en cuenta y cuidar de la persona que está frente a mí. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Gálatas 6:2,Sobrelleven los unos las cargas de los otros y de esta manera cumplirán la ley de Cristo. (RVA-2015)

Recursos Adicionales

En Proverbs 31 Ministries creemos que cuando las mujeres saben la Verdad y viven la Verdad, todo cambia. Hemos escuchado las voces que piden contenido en español y firmemente creemos que el Señor traerá a las personas correctas a nuestro equipo mientras enseñamos a las mujeres a alinear sus vidas a la verdad de la Palabra de Dios.

Si tienes interés en ser una voluntaria en nuestro equipo de traducción en español de Proverbs 31 Ministries, por favor llena esta solicitud.

Reflexiona y responde

Cuando piensas en el concepto de ministerio, el tomar en cuenta y cuidar de la persona que está frente a ti, ¿qué pensamientos vienen a tu mente? Al vivir con este cambio de perspectiva ¿cómo cambiaría tu comportamiento diario?

¡Nos encantaría saber de ti! Comparte tus pensamientos en los comentarios.

© 2020 by Karen Ehman. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye