Devocionales

No hacen falta puntos extra

22 de junio de 2020
¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el SEÑOR: Practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios. Miqueas 6:8 (NVI)

Mi esposo James estaba trabajando duro con los niños en el jardín delantero, arreglando partes de la cerca y de la entrada a la casa. Llevaban horas sudando.

Yo ni siquiera le había pedido que lo hiciera.

Nuestro vecino pasó por la casa e hizo un comentario que me llamó la atención: «¡Usted debe estar acumulando puntos extra con su esposa!»

En la mente de mi vecino, las tareas de sellar la entrada y arreglar la cerca eran casi "mandatos" directos de la lista de quehaceres, escrita por una esposa. ¡En su mente, debo haber sido la esposa más feliz del vecindario! Pero en mi familia, yo no me doy cuenta de las cosas como las rejas rechinantes o el camino de entrada que se está deteriorando.

Soy bastante ajena a esos detalles. Nunca le he hecho una lista de mejoras para James, en parte por mi manera de ser y en parte porque James siempre aborda los proyectos de mejora del hogar mucho antes de que yo los perciba.

Al considerar la suposición de que mi esposo estaba acumulando puntos extra importantes conmigo, me hizo pensar en Dios.

Hay veces en que hago algo y pienso, ¡wow, esto sí me va dar puntos extra con Dios! Pero en realidad, quizás solo me estoy ocupando de cosas que Dios nunca me pidió hacer.

Tal vez algunas actividades que llenan mi calendario necesitan ser eliminadas para dar espacio a las cosas que Dios tiene en Su lista de tareas pendientes para mí. Afortunadamente, la Biblia nos ayuda a entender lo que es más importante para el corazón de Dios.

Considera el versículo clave de hoy en Miqueas 6:8, ¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor: Practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios.

Hay otra Escritura que define la verdadera religión, La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es esta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo (Santiago 1:27, NVI).

Cuando uno de los maestros religiosos preguntó a Jesús cuál era el mandamiento más importante, Jesús respondió con estas verdades directamente del Antiguo Testamento, ... “Oye, Israel. El Señor nuestro Dios es el único Señor —contestó Jesús—. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas”. El segundo es: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. No hay otro mandamiento más importante que estos (Marcos 12:29-31, NVI).

Estas cosas le importan a Dios. Para guiarnos hacia ellas, podemos hacernos preguntas tales como las siguientes:

¿Cómo podemos usar nuestro tiempo y nuestras finanzas para ayudar a los pobres?
¿Cómo podemos mostrar justicia, no sólo en un tribunal, sino en una sala de estar cuando nuestros hijos nos traen un problema?
¿Cómo podemos caminar a diario con Dios, haciendo que nuestras redes sociales sean para Él una ofrenda fragante?

A veces mis hijos no cumplen el plazo de entrega de sus tareas. Entonces necesitan ocuparse en obtener puntos extra para compensar algunos de sus puntos perdidos. Dios no trabaja de esa manera. No es un maestro que está a la expectativa para "calificarnos" en nuestro cristianismo.

Qué gran recordatorio: no tenemos que acumular puntos para caer en la gracia de Dios. Él ya es nuestro Padre amoroso que simplemente quiere caminar con nosotras.

Padre Celestial, ¡qué increíble que Tú, el Dios del universo, quieras caminar conmigo! Ayúdame a entender lo que es importante para Tu corazón. Quiero amarte y amar a la gente, servir a los pobres y actuar con justicia. Mantenme en Tu camino y lejos del pecado. Mantén mi corazón protegido del mundo. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Deuteronomio 10:12, »Y ahora, Israel, ¿qué te pide el Señor tu Dios? Simplemente que le temas y andes en todos sus caminos, que lo ames y le sirvas con todo tu corazón y con toda tu alma. (NVI)

1 Samuel 15:22, Samuel respondió: «¿Qué le agrada más al SEÑOR: que se le ofrezcan holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que él dice? El obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de carneros. (NVI)

Conectate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿Qué actividad podrías alterar o eliminar de tu horario para darte más tiempo en que puedas centrarte en lo que es eternamente importante?

En el pasado, ¿qué es lo que principalmente has hecho a modo de ganarte “puntos extra” o el favor de Dios? Considera tu motivación. En el futuro, toma la decisión de servir por amor, en lugar de hacerlo buscando estar en el lado bueno de Dios.

¡Únete a la conversación! Nos encantaría saber de ti en los comentarios.

© 2020 por Arlene Pellicane. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación