Devocionales

Cuando la fe se siente como un espectáculo de circo

21 de julio de 2020
Solo esto quiero saber de ustedes: ¿Recibieron el Espíritu por las obras de la ley o por haber oído con fe? ¿Tan insensatos son? Habiendo comenzado en el Espíritu, ¿ahora terminarán en la carne? Gálatas 3:2-3 (RVA-2015)

Durante los últimos años, he estado funcionando como una acróbata cristiana. He pasado años saltando a través de aros de ajetreo santo, caminando sobre la cuerda floja de la rígida disciplina espiritual y retorciendo mi cuerpo para que encaje en el molde de una buena cristiana.

Mi teología tipo trapecio me hizo creer que mis buenas obras podrían elevarme en el aire, manteniéndome cerca de Dios y en Su favor. Pero lo que no se veía eran los choques y las quemaduras constantes que llevaron a una mujer agotada que se sentía lejos del Dios a quien quería complacer. ¿Alguna vez te has encontrado atrapada en una fe de tipo "Cirque du Soleil"?

Afortunadamente, no somos las primeras. En nuestro versículo clave, Pablo hace a la iglesia en Gálatas una pregunta que hace reflexionar el alma; pues ellos se encontraban confiando en aros hechos por el hombre para ganarse el afecto de Dios. Solo esto quiero saber de ustedes: ¿Recibieron el Espíritu por las obras de la ley o por haber oído con fe? ¿Tan insensatos son? Habiendo comenzado en el Espíritu, ¿ahora terminarán en la carne? (Gálatas 3:2-3).

En este momento de historia, la iglesia en Galacia había escuchado el verdadero Evangelio. Sin embargo, algunos de los creyentes judíos estaban tratando de convencer a los creyentes gentiles (no judíos) de que además de creer en Cristo, también debían cumplir con las leyes judías. En lugar de confiar completamente en Cristo para la salvación, los creyentes judíos afirmaron que uno también debe confiar en las buenas obras para ser aceptado por Dios.

¿Suena familiar? Amigas, este tipo de fe “trapecio para complacer” no es algo nuevo. El problema con este tipo de teología es que proclama un evangelio diferente al Evangelio de Cristo. Me gusta llamar a este impostor "el evangelio de grava".

El evangelio de grava puede reconocer la obra de Jesús en la cruz, pero al final de cuentas, la presión está sobre nosotras para ganar la aceptación de Dios. La parte más tentadora de este falso evangelio es que podemos medir fácilmente nuestra justicia en función de las casillas de verificación espirituales que marcamos. Aunque puede permitirnos presumir de las cosas buenas que hemos hecho, también es un recordatorio doloroso de que nunca vamos a estar a la altura. Este no es el Evangelio vivificante y liberador de almas que Jesús proveyó.

Jesús vino a proclamar el Evangelio de la gracia. Este Evangelio depende de la verdad de que la obra de Cristo en la cruz nos hace justas ante Dios. No tenemos que llenar nuestras vidas con buenas obras para ser aceptadas; en cambio, nuestras vidas cambian radicalmente porque ya somos aceptadas. Nunca fuimos destinadas a pasar nuestras vidas balanceándonos sobre cuerdas para complacer a un Dios que ya nos ha aceptado completamente en Cristo.

Querida amiga, bajémonos de la cuerda floja y descansemos sabiendo que la obra de Cristo es suficiente. El Evangelio de la gracia es un recordatorio hermoso de que no somos acróbatas haciendo malabarismos para entrar al Reino de Dios, sino hijas de Dios quienes ya tenemos un lugar en Su mesa.

Señor, gracias porque no hay nada que pueda hacer para ganar Tu amor, ya es mío por medio de Cristo. Ayúdame a recordar la bondad del Evangelio a lo largo de mi día y aferrarme a la verdad de que Jesús es suficiente para mí. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Gálatas 2:16b, ...hemos creído nosotros también en Cristo Jesús, para que seamos justificados por la fe en Cristo y no por las obras de la ley. Porque por las obras de la ley nadie será justificado. (RVA-2015)

Gálatas 2:20-21, Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios quien me amó y se entregó a sí mismo por mí. No desecho la gracia de Dios; porque si la justicia fuera por medio de la ley, entonces por demás murió Cristo. (RVA-2015)

Conectate

En Proverbs 31 Ministries creemos que cuando las mujeres saben la Verdad y viven la Verdad, todo cambia. Hemos escuchado las voces que piden contenido en español y firmemente creemos que el Señor traerá a las personas correctas a nuestro equipo mientras enseñamos a las mujeres a alinear sus vidas a la verdad de la Palabra de Dios.

Si tienes interés en ser una voluntaria en nuestro equipo de traducción en español de Proverbs 31 Ministries, por favor llena esta solicitud.

Reflexiona y responde

¿Hay un área de tu vida en la que te encuentres tratando de "obrar, forjando un camino" hacia el afecto de Dios? Comparte tu lucha hoy en los comentarios y descubre que no estás sola.

Escribe uno de los versículos de Verdad para hoy en un papel y cuélgalo en tu armario, en un espejo o en algún lugar donde lo veas a diario. Mientras te arreglas cada mañana, recuérdale a tu corazón que no hay necesidad de esforzarte por alcanzar el amor de Dios... ya es tuyo en Cristo.

©2020 por Kaitlin Garrison. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación