Devocionales

Pero primero ...

21 de agosto de 2020
“Enseñarán a mi pueblo a discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo impuro y lo puro. ‬‬‬Ezequiel 44:23 (RVA-2015)

Era una típica mañana de un viernes. Tenía el día libre del trabajo y quería empezar mi día. Pero lo primero, primero... aún en pijama y calcetines peludos, tomé mi café y Biblia y me dirigí a mi habitación.

Justo cuando estaba lista para sumergirme en la Palabra, escuché el sonido de mi teléfono. En realidad, era más bien como diciendo: «¡Toma el teléfono ahora! ¿No quieres saber quién te acaba de mandar un mensaje?» Así que me rendí.

Revisé el mensaje de texto, puse mi teléfono boca abajo y empecé a leer la Biblia. Luego, sucedió otra vez.

¡TING!

Como no había llegado muy lejos en mi lectura de las Escrituras (al menos eso es lo que me dije a mí misma), volví a mirar mi teléfono. Honestamente, no fue una gran sorpresa que este mensaje de texto fuera tan poco importante como el primero.

Finalmente regresé a la lectura de mi capítulo, y en medio de una descripción muy detallada del templo, Ezequiel mencionó un área particular con una pared para «separar lo santo de lo común» (Ezequiel 42:20, NTV).

Mucho ha cambiado desde los días del Antiguo Testamento. Gracias al sacrificio de Jesús una vez y para siempre, hay términos y pautas para la adoración que ya no usamos en la iglesia moderna. En ese tiempo, varias ofrendas eran aceptables siempre y cuando cumplieran con ciertos criterios. También se instruía a las personas para que se “consagraran” antes de entrar en la presencia de Dios. (Éxodo 19:10)

Aunque no sigamos estas mismas leyes y reglamentos específicos, todavía hay principios que podemos aplicar. ¿Cómo se aplica hoy en día la separación entre lo santo de lo común? Puede ser diferente para cada una de nosotras, pero aquí hay algunos pensamientos para que todas nosotras los tomemos en consideración:

1. Espera.
Puede que no tenga una buena mano para las plantas, pero hay una cosa que sí sé... los tallos de las flores se deben cortar bajo un chorro de agua. ¿Por qué? Porque permite que las flores absorban el agua inmediatamente reduciendo las bolsas de aire.

No hay nada como un pequeño desplazamiento para crear sus propias “bolsas de aire”. Es difícil absorber la Palabra cuando ya hemos llenado nuestros corazones y mentes con algo más. Algo para considerar sería esperar hasta que hayamos saturado nuestras almas con el Agua Viva para luego a revisar recién las redes sociales. En otras palabras, deberíamos entrar en el Mejor Libro, antes de entrar en Facebook.

2. Enfócate.
El tiempo de los anuncios por video durante la iglesia no representa un momento para ponerse al día con los correos electrónicos o hacer planes para el almuerzo. Jesús desafió a Sus propios discípulos que se habían quedado dormidos cuando les pidió que oraran, «...¿No pudiste velar conmigo ni siquiera una hora? (Marcos‬ 14:37,‬ NTV)‬‬. No se trata sólo de ‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬‬pasar tiempo con Él; lo que importa es la calidad de ese tiempo.

3. Cambia tu postura.
Estoy muy a favor de mi silla cómoda, pero en ocasiones me siento impulsada a arrodillarme cuando oro. He descubierto que cambiar mi postura física impacta en la postura de mi corazón y me recuerda que estoy en presencia del Rey.

Afortunadamente, servimos a un Dios bondadoso que no espera que seamos perfectas. Pero más que nada, quiero ponerlo a Él en primer lugar y darle lo mejor de mí, no por una ley o un reglamento, sino porque Él ya me ha dado todo de Sí mismo.

Querido Padre Celestial, estoy muy agradecida de poder venir a Tu presencia audazmente. Permite que siempre tenga oídos para oír y un corazón completamente entregado a Ti. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Lucas 12:31, Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás, y él les dará todo lo que necesiten. (NTV)

1 Timoteo 4:8, «El entrenamiento físico es bueno, pero entrenarse en la sumisión a Dios es mucho mejor, porque promete beneficios en esta vida y en la vida que viene». (NTV)‬‬‬‬

Las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Conectate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿Cuáles son algunas de las formas en que puedes poner a Dios en primer lugar en tu vida diaria?

¿Qué puedes hacer para evitar las distracciones durante tu tiempo con Dios?

¡Nos encantaría saber de ti! Comparte tus opiniones en los comentarios.

© 2020 por Anitha Abraham. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación