Devocionales

Poniendo la vida en modo retrato

24 de agosto de 2020
Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús. Filipenses 3:13b-14 (NVI)

Frecuentemente tengo problemas para enfocarme. No con mis ojos, sino con mi mente.

Mis pensamientos aman divagar. Me hacen tropezar, recordándome un error pasado, una debilidad que se ha hecho hábito o un posible escenario futuro que podría salir terriblemente mal. No importa cómo trate de controlar mi cerebro, parece que no puedo hacer que se enfoque.

Sin embargo, mi teléfono tiene una gran herramienta para enfocar.

Recientemente, mientras tomaba una foto en mi teléfono de mis geranios florecientes, utilicé una función de la cámara llamado modo retrato. Esta característica hace que el sujeto principal de una fotografía permanezca enfocado mientras el resto del fondo se vuelve borroso. Mis geranios parecían saltar de la pantalla, convirtiéndose claramente en el centro de atención cuando se enfrentaban a la turbidez del resto del patio trasero.

¡Si tan solo mi cerebro estuviera equipado con un modo retrato!

A medida que navegamos por nuestros días, a veces nuestros errores pasados, elecciones equivocadas o hábitos arraigados amenazan con desviar nuestra atención de lo que debería tener nuestro enfoque, eso que más importa.

El pasaje clave de hoy de Filipenses 3:13b-14 nos anima a saber dónde debería estar nuestra atención. El apóstol Pablo declara, Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.

Pablo se refiere a los atletas que corren una carrera, enfatizando que debe actuar como un corredor que mantiene los ojos mirando hacia adelante, sin torcer el cuello para mirar hacia atrás. Mirar hacia atrás frenaría enormemente al corredor, haciendo que pierda el enfoque del camino por delante. Sin embargo, cuando Pablo fija su mirada hacia adelante, no se tropieza sino que persigue su objetivo, el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.

La imagen es aún más poderosa cuando estudiamos el significado griego de la palabra olvidando. La palabra traducida en su forma original no significa simplemente el no recordar, como cuando olvidas una cita con el dentista por un descuido. Significa negligencia calculada y decidida, el darte cuenta que ya no te importa. Este abandono intencional abarca olvidar cosas, eventos, horarios y lugares.

El hecho de ignorar deliberadamente el pasado le permite a Pablo correr sin obstáculos y con un enfoque claro hacia la meta. ¿A qué meta se dirige? La palabra meta en el idioma español no se usa en ningún otro lugar del Nuevo Testamento. Significa un marcador final de una carrera. Pablo lo está usando para marcar el final de nuestra carrera de fe en esta vida terrenal.

Corramos bien la carrera y con un enfoque claro, a medida que crecemos en nuestra relación con Dios a través de la fe en Jesús - con los ojos fijos hacia adelante, sin ni siquiera mirar el pasado. Jesús estaba allí cuando comenzó la carrera, y Él será quien nos reciba en la línea de meta ... Jesús, nuestro Salvador, Él que es el fundador y el perfeccionador de nuestra fe (Hebreos 12: 2).

En lugar de dejar que el pasado te distraiga del destino que Dios tiene para ti, ¿fijarás tu mirada hacia adelante hoy? Cuando nos proponemos enfocarnos únicamente en Jesús, el pasado se desvanece, las distracciones se vuelven borrosas y encontramos nuestra fe renovada.

Padre, por favor, ayúdame a fijar mi mirada hacia adelante, fijando mis ojos solo en Ti. Que el pasado y todas las demás distracciones se desvanezcan en el trasfondo. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Proverbios 4:25, Mira hacia adelante y fija los ojos en lo que está frente a ti. (NTV)

Las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recursos adicionales

¿Deseas más aliento y guía mientras olvidas lo que hay detrás y te adelantas a lo que está por venir hoy? Estos devocionales recientes son para ti:

Correr la carrera, por Arlene Pellicane
¿Cómo puedo acercarme más a Dios?, por Lysa TerKeurst

Reflexiona y responde

¿Qué error pasado, elección equivocada o hábito de larga data amenaza con rebasar tus pensamientos? ¿Cómo podrías usar el ejemplo de Pablo de olvidar lo que queda atrás para implementar una negligencia calculada y consciente de esta distracción?

¿Qué, específicamente, sobre el pasaje de hoy te da valor para enfocarte en Jesús y dejar que todo lo demás se desvanezca en el trasfondo?

¡Nos encantaría saber de ti! Comparte tu opinión en los comentarios.

© 2020 por Karen Ehman. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación