Devocionales

Pasando tiempo con Dios en medio del afán diario

26 de agosto de 2020
Y Enoc anduvo con Dios, y desapareció porque Dios se lo llevó. Génesis 5:24 (LBLA)

Mientras me sentaba a leer mi Biblia, mi mente era bombardeada con una lista de pendientes que no dejaba de crecer.

Casi de inmediato recordé la ropa mojada que había que pasar a la secadora, la respuesta de correo electrónico que nunca envié y un proyecto con una amenazante fecha de entrega. El deseo de saltarme mi tiempo con Dios me seguía tentando ante el constante recordatorio de todo lo que no había hecho.

Finalmente, sucumbí a la presión de terminar las cosas en lugar de pasar tiempo con Dios. Me había convertido en Marta en vez de ser María, y todo empezó con lo que parecía una decisión inofensiva.

«Sólo déjame revisar mi correo electrónico primero», me dije a mí misma.

Pronto, un correo se acabó convirtiéndose en muchos y generó un ciclo sin fin de afrontar todo lo que parecía urgente y apremiante.

Al final del día, no había pasado nada de tiempo con Dios.

Me gustaría decir que solo ha pasado en raras ocasiones, pero la realidad es que ha pasado más veces de lo que me gustaría admitir.

Aún así, me imagino que Dios no está mirando hacia abajo decepcionado, sino con una mano extendida, ofreciéndome una invitación abierta para que vaya y pase tiempo con Él.

Él hace esto con todos nosotros.

Esta es una invitación que creo Enoc aceptaba frecuentemente porque Génesis 5:24 lo describe como alguien que “anduvo fielmente con Dios” (NVI). Dado que Enoc era un simple ser humano, este es un versículo fascinante.

El libro de Génesis es el primer lugar donde vemos la distinción extrema entre el hombre y Dios. El hombre es considerado común y de bajo nivel. Dios es Elohim, soberano y omnipotente. Enoc existió antes de la muerte y resurrección de Cristo, así que sabemos que además de su naturaleza común, él también estaba separado de Dios por su pecado.

A pesar de todas estas barreras, la relación de Enoc con Dios fue una en la que él caminaba al paso de su Creador. Él no caminaba detrás de Dios, perdiendo Su guía. Ni caminaba en frente de Dios, moviéndose sin Su autoridad y apoyo. Enoc acompañaba a Dios.

Esto requería que mantuviera el paso con Dios Padre. Si fuera yo, creo que estaría corriendo (sin aliento, tratando de seguir el ritmo) o rezagada muy atrás. ¿Te imaginas mantener el paso espiritual con Dios?

De seguro esto fue cultivado con el paso del tiempo. Es posible que Dios y Enoc tuvieran conversaciones regulares y frecuentes. Enoc debió haber cultivado el hábito de arrepentirse de sus pecados porque el pecado no puede persistir en la presencia de un Dios omnisciente.

La interacción entre Enoc y Dios no era religiosa, llena de rituales reglamentados y rutinas. Lo que ellos tenían era una relación genuina. Dios amaba tanto a Enoc que la segunda mitad del versículo nos dice que Él simplemente se llevó a Enoc.

Enoc nunca tuvo que probar la amargura de la muerte, Y Enoc anduvo con Dios, y desapareció porque Dios se lo llevó (Génesis 5:24). Él simplemente estaba y después ya no estuvo más. Esta es una hermosa representación de lo que una relación con Dios puede ser. Nosotras, también, aunque seamos comunes y de un bajo nivel, podemos tener este mismo tipo de relación con nuestro Dios omnipresente.

Nosotras podemos caminar con Él a través de nuestros valles más profundos y las montañas más altas. Su invitación permanece abierta para ti y para mí. Tenemos el privilegio y el honor de caminar al paso con Dios nuestro Padre. Esto requiere que lo escojamos a Él por sobre todas las distracciones rivales. Al hacer esto, nosotras, igual que Enoc, aceptamos la invitación de pasar tiempo con nuestro Dios inmutable.

Querido Dios, gracias por ser Elohim, soberano y capaz de hacer cualquier cosa. Gracias porque Jesús rompió toda barrera entre Tú y yo para que pudiéramos tener una hermosa e íntima relación. Quiero hablarte y pasar tiempo contigo todos los días. Por favor ayúdame a hacer esto una prioridad en mi vida, así como lo hizo Enoc. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Génesis 6:9, Este es el relato de Noé y su familia. Noé era un hombre justo, la única persona intachable que vivía en la tierra en ese tiempo, y anduvo en íntima comunión con Dios. (NTV)

Hebreos 11:5-6, Por la fe Enoc fue sacado de este mundo sin experimentar la muerte; no fue hallado porque Dios se lo llevó, pero antes de ser llevado recibió testimonio de haber agradado a Dios. En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan (NVI)

Como devocional patrocinado, las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recursos Adicionales

¿Quieres más recursos traducidos al español? ¡Inscríbete para recibir notificaciones mientras ponemos a tu disposición más y más recursos de Proverbs 31 en español! Visita hoy nuestra página Aprende Más e inscríbete para obtener las actualizaciones más recientes.

Reflexiona y responde

¿Cómo podría estar llamándote Dios para que pases tiempo con Él? ¿Cómo podría beneficiar tu vida el hecho de pasar más tiempo con Dios? ¡Compártenos tus pensamientos en los comentarios!

© 2020 por Kia Stephens. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación