Devocionales

Cuando no estás segura si te gustas tal como eres

8 de septiembre de 2020
No, no digan eso. ¿Quién eres tú, simple ser humano, para discutir con Dios? ¿Acaso el objeto creado puede preguntarle a su creador: «¿Por qué me has hecho así?»? Romanos 9:20 (NTV)

Sentada en el suelo en la oscuridad de la noche, de repente sentí la urgencia de cubrir mi cara con mi suéter con capucha. Mi hija me había convencido de hacer otra prueba de personalidad. Los resultados…bueno, no fueron muy sorprendentes.

Leer los rasgos de mi personalidad en voz alta me llevó de regreso a la escuela primaria. Todavía podía escuchar a mi maestro decir, “Tienes que ser más tranquila…no tan energética”. Debió haber dicho, «Lynn, sé más como ______ y menos cómo tú». Cuando alguien te dice eso, al instante te sientes incómoda siendo tú misma.

Probablemente has oído la frase, “Sé tú misma”.

Me he dicho eso mismo, especialmente cuando me estoy preparando para conocer gente nueva o experimentar una situación donde me sentiré extraña e incómoda. En otras palabras, a veces puedo ser insegura.

El problema de mostrarme tal como soy, me hace pensar, ¿qué pasa si no les caigo bien tal como soy? No es que hubiera imaginado este escenario — me he topado con la desaprobación de las personas cuando he intentado ser “la verdadera Lynn”.

Pero no puedo cambiar la opinión de las personas, y de ninguna manera debería cambiar la manera que Dios me hizo. Entonces, supongo que la pregunta no es “¿les voy a caer bien?”, sino más bien “¿elegiré yo gustar la persona que soy?”

De hecho, Dios tiene algo qué decir al respecto. En el versículo clave de hoy, Dios dice: ...¿Quién eres tú, simple ser humano, para discutir con Dios? ¿Acaso el objeto creado puede preguntarle a su creador: «¿Por qué me has hecho así?»? (Romanos 9:20).

Aquí, Dios se llama a sí mismo mi Creador, tu Creador. Como nuestro Creador, Él sabía exactamente lo que estaba haciendo cuando me hizo una persona conversadora, energética, incluso sin pelos en la lengua. Él sabía que estos eran rasgos que usaría junto con los dones que me ha dado. Estos rasgos, al ser perfeccionados por Él, lo glorificarán.

Y es lo mismo para ti. Cuando Él te hizo, ¡sabía exactamente lo que estaba haciendo! Sabía que tenías que ser extrovertida o introvertida, ruidosa o silenciosa, energética o discreta. Dios no sólo nos dice que no cuestionemos por qué nos hizo de cierta manera, sino que nos dice ¡cómo usará lo que ha hecho!

Esta es la verdadera razón por la que necesitamos saber, en la parte más profunda de nuestro ser, que Él nos hizo, que lo que hizo es bueno y que usará lo que hizo.

Amiga, ¿estamos permitiendo que esta verdad sea la base para amar quiénes somos? El recibir la visión de Dios acerca de nosotras, nos ayuda a ver a los demás de una nueva manera…la manera en que Dios los ve.

Juan lo resume mejor: Nosotros amamos porque él nos amó primero (1 Juan 4:19, NVI).

Dios Padre, gracias por hacerme exactamente de la manera que me hiciste. En este momento, estoy luchando para que me guste esta parte de mí: ___________ (llena el espacio en blanco). Ayúdame a ver esta parte de mi de una nueva manera… diseñada muy intencionalmente por Ti. Pon personas hoy en mi camino que también necesitan saber cuán amadas son por ser quiénes son. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Isaías 45:9,»¡Qué aflicción espera a los que discuten con su Creador! ¿Acaso discute la olla de barro con su hacedor? ¿Reprocha el barro al que le da forma diciéndole: “¡Detente, lo estás haciendo mal!”? ¿Exclama la olla: “¡Qué torpe eres!”? (NTV)

Jeremías 31:3, El SEÑOR me ha aparecido desde hace mucho tiempo, diciendo: “Con amor eterno te he amado; por tanto, te he prolongado mi misericordia. (RVA-2015)

Las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Conectate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

Toma tu diario y un bolígrafo y pasa hoy unos minutos a solas con Dios. Enumera algunas de tus cualidades que te gustan, y dále las gracias a Dios por ellas. Ahora, apunta algunas de tus cualidades que deseas que fueran diferentes. Pídele a Dios que te ayude a ver estas cualidades como Él las ve.

¿Qué mujer en tu vida necesita saber que no sólo es amada por Dios sino también por ti? ¿Qué pasos concretos puedes dar para comunicar ese amor de una manera que ella pueda recibirlo? ¡Comparte tus ideas e historias con nosotros en los comentarios!

© 2020 por Lynn Cowell. Todos los derechos reservados.

‬‬‬‬

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación