Devocionales

La desventaja de proteger tu corazón

16 de septiembre de 2020
Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque este determina el rumbo de tu vida. Proverbios 4:23 (NTV).

«Mamá, tienes muchas paredes alrededor de tu corazón».

Al escuchar el comentario de mi hija me sentí un poco ofendida e inmediatamente respondí, «Pues, eso no es verdad». Sin embargo, ella permaneció amablemente firme en su afirmación.

Su comentario fastidió mi mente. ¿Qué significa eso? ¿Realmente he puesto paredes alrededor de mi corazón? Y si es así, ¿es tan obvio? Cuanto más reflexioné sobre esos pensamientos durante los siguientes días, poco a poco empecé a comprender a lo que se refería — las paredes se erigieron de forma gradual como resultado de la paliza que mi corazón había recibido en los últimos años y de haber soportado muchas experiencias dolorosas.

Me cuesta trabajo confiar en la gente y siempre me preocupo de que la persona no sea honesta conmigo. Estoy constantemente pensando que alguien me va a decepcionar o traicionar, así que en secreto espero que suceda.

Mi mente está entrenada para asumir que en cualquier situación, el peor de los casos probablemente se hará realidad. Así que me mantengo en guardia en todo momento y a menudo olvido que Dios está de mi lado y que puedo confiar en Su paz en todas las situaciones.

Soy hipersensible a sentirme rechazada, traicionada, no aceptada, no amada o criticada, así que tiendo a protegerme, ocultando mis emociones y poniéndome la máscara que dice "estoy bien" con una sonrisa. Si un conflicto surge con otro individuo, prefiero retirarme e ignorar en lugar de enfrentar y abordar el problema.

Mis sentimientos se hieren fácilmente. Entonces dejo que mis emociones y pensamientos autocríticos afecten mi autoestima, alimentando mis inseguridades más profundas y empujándome más lejos detrás de las paredes donde me siento más segura.

¡Ay! De vuelta a la realidad. Aparentemente, tengo un montón de paredes que se han formado a lo largo de los años; a través de desengaños, dolor y piedras lanzadas. Al proteger mi corazón sentía como si me estuviera protegiendo a mí misma. Pero en realidad, sólo estaba impidiendo que otras personas se acercaran demasiado a mí. Por lo tanto, estaba evitando confiar y ver lo mejor en los demás y me estaba robando la paz y alegría. A veces incluso me interponía en el camino de sentirme tan cerca de Dios como yo quería estarlo.

Pero ¿acaso la Escritura no nos instruye a proteger nuestros corazones en Proverbios 4:23? “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de él emana la vida.”

Este versículo es donde Salomón nos instruye en uno de los aspectos más importantes de la vida cristiana, porque el estatus de nuestros corazones afecta lo que somos, cómo nos sentimos, lo que hacemos y cómo vivimos.

Sin embargo, la descripción de Salomón de proteger nuestros corazones difiere en gran medida de la forma en que muchas veces vemos la protección de nuestros corazones.

El proteger nuestros corazones desde una perspectiva bíblica significa que debemos estar alerta, a través del poder de Cristo dentro de nosotras, a lo que entra y mora en nuestros corazones.

Tenemos que ser conscientes de lo que decimos y hacemos, porque con el tiempo, nuestros pensamientos y acciones dan forma al estado de nuestros corazones. La protección bíblica de nuestros corazones se basa en comunicación consistente con nuestro Señor para la dirección, la convicción y la paz.

Colocando paredes para proteger mi corazón de ser herido de nuevo parecía un auto mecanismo de defensa, pero finalmente me di cuenta de que esos muros en realidad estaban haciendo más daño que bien. Todas las paredes invisibles que había trabajado tan duro para levantar estaban cosechando cero beneficios en mi vida.

Sólo Dios puede proteger nuestros corazones del dolor y no fuimos creadas para vivir en una prisión de nuestra propia fabricación. En cambio, nos creó para el compañerismo y para el amor. Él quiere que vivamos libres, llenas de alegría y paz en nuestros corazones. Pero es nuestra opción saltar por detrás de las paredes y recordar que todos esos regalos están disponibles a través de Él, no importa lo que hayamos vivido o lo que se avecina.

La vida es simplemente demasiado corta para vivir detrás de las paredes, especialmente cuando la libertad es siempre accesible si tan sólo la pedimos.

Señor, por favor derriba los muros que he construido y dame poder para confiar en Tu protección de mi corazón. Ayúdame a entregarte toda mi ira, amargura, dolor, ofensas y falta de perdón, para vivir en la libertad y gozo que Tú nos ofreces. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Proverbios 23:19, Hijo mío, presta atención y sé sabio: mantén tu corazón en el camino recto. (NTV).

Filipenses 4:6-7, Por nada estén afanosos; más bien, presenten sus peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús (RVA-2015).

Las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recursos Adicionales

A menudo, las cosas que nos impulsan a construir muros alrededor de nuestros corazones también nos llevan a pensar, "No debería ser así". Lysa TerKeurst lo entiende profundamente. Pero también descubrió que nuestras decepciones pueden ser citas divinas que nuestras almas necesitan para radicalmente encontrar a Dios. En el libro titulado No debería ser así, Lysa nos invita a su propio camino de fe, con valentía, vulnerabilidad y un sentido del humor honesto. ¡Compra tu copia hoy!

Conectate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿Qué muros de protección has puesto en tu vida? ¿Cómo podrían interponerse en el camino de tus relaciones y de tu felicidad? ¿Qué cosas buenas podrían suceder si derribas tus paredes?

¡Nos encantaría saber de ti! Comparte tus pensamientos en los comentarios.

© 2020 por Tracie Miles. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación