Devocionales

Comparte tus cosas; Sirve al Señor

12 de octubre de 2020
No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros lo que tienen, porque esos son los sacrificios que agradan a Dios. Hebreos 13:16 (NVI)

Mi esposo y yo estábamos parados en una tienda de celulares, mientras esperábamos nuestro turno para que nos atendieran. En ese momento, uno de los amigos de nuestro hijo de la escuela entró. No lo había visto hacía más o menos un año e instintivamente, en mi rol de “Mamá Karen” con todos los adolescentes, lo saludé.

«¡Dominguez!” Exclamé animadamente mientras le di un abrazo. (Este chico prefería que le llamaran por su apellido) «¡Qué bueno verte! ¿Tienes hambre cariño?»

Desconcertado, tímidamente respondió… «Pues…Señora Ehman, es muy amable de su parte, pero…. estamos en una tienda».

Mi esposo y yo nos echamos a reír. Por muchos años, este joven entraba en nuestra cocina, yo le preguntaba si tenía hambre y luego le preparaba algo de comer, aún si lo que había eran sobras de la noche anterior. Simplemente verlo en la tienda de celulares me hizo volver a mi rol de madre sin darme cuenta que no estábamos en mi cocina.

De esto se trata el compartir con otros de una manera generosa: lo podemos hacer sin importar dónde estemos. Podemos tener un comportamiento acogedor y un corazón abierto (y generoso), siempre donde sea - mientras estamos en casa o haciendo nuestros mandados. Sólo se necesita tener un poco de perspectiva hacia la vida, la cual podemos encontrar en este versículo clave del día de hoy:

No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros lo que tienen, porque esos son los sacrificios que agradan a Dios. Hebreos 13:16 (NVI)

¿Puedes ver esas palabras escondidas en la mitad de la frase?

Comparte lo que tienes.

Puede que sintamos que no tenemos demasiado, especialmente cuando comparamos nuestras casas y comida con lo que vemos en la televisión o cuando vemos las redes sociales de nuestro influencer favorito. Pero este versículo no nos da instrucciones de cómo tener una linda decoración o preparar una comida muy lujosa. Simplemente nos dice que compartamos lo que tenemos, aún si son sobras recalentadas.

¿Eres soltero y vives en un apartamento? ¿Tienes un televisor y un comedor aunque sean heredados? ¿Tienes suficiente dinero para poder comprar comida aunque sea 2x1 en sándwiches y alguna fruta como postre?

Comparte lo que tienes.

¿Trabajas en una oficina rodeada de compañeros en cubículos? ¿Tienes los recursos y puedes comprar una caja de panquecitos para llevar a tus compañeros de trabajo en un día lluvioso y así levantar el ánimo de todos?

Comparte lo que tienes.

¿Eres madre de unos pequeños que les encantan escaparse al parque en un día soleado y refrescarse? ¿Puedes empacar unos sándwiches y llevar vegetales para compartir con algunas madres y sus hijos a quienes invitaste?

Comparte lo que tienes.

Cuando vamos por la vida dispuestos a compartir lo que Dios nos ha dado, podemos ver en el versículo clave de hoy como lo hace sentir a Él: “….Tales sacrificios agradan a Dios”

Alrededor de nosotras hay personas con necesidad de una palabra de aliento. ¿Qué puedes hacer para levantar su ánimo y espíritu? Puede significar dar una palabra con amabilidad. Puede ser compartir una modesta comida. Puede ser dar el regalo de escuchar, o una oración de fe. Lo que sea que poseas - material o emocional - decide ser una persona que regularmente y alegremente comparte lo que tiene.

Incluso los pequeños sacrificios - de nuestro tiempo o recursos - agradan al Señor. Vamos a extender la mano esta semana y bendecir voluntariamente a otros con una porción de las provisiones que Cristo nos ha dado.

Padre, que yo me convierta en una persona que voluntariamente comparte lo que tengo con otros, mostrándoles así Tu amor mientras lo hago. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Hechos 4:32, Todos los creyentes eran de un solo sentir y pensar. Nadie consideraba suya ninguna de sus posesiones, sino que las compartían. (NVI)

 

Recursos Adicionales

Para más palabras de ánimo de parte de la autora Karen Ehman, puedes ver estos devocionales:

Sé la respuesta a sus oraciones
Casi no aguanto la espera

Conectate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

Cuando piensas en la frase, “Comparte lo que tienes”, ¿Qué viene a tu mente? ¿Qué tienes para compartir? ¿Con quién podrías compartirlo? Marca tu calendario ahora para seguir adelante y compartir muy pronto con otra persona algo de lo que Dios te ha dado.

¡Nos encantaría saber de ti! Comparte tus pensamientos en los comentarios.

© 2020 por Karen Ehman. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación