Devocionales

Qué hacer con relaciones complicadas

20 de octubre de 2020
Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. 1ª Pedro 5:6 (NVI)

¿Has sentido alguna vez que las relaciones son casi imposibles de manejar? Yo también, amiga. Especialmente en medio de todas las situaciones complicadas, llenas de problemas impredecibles que pueden surgir.

A veces me esfuerzo en gran manera por encontrar las palabras correctas que ayuden a manejar la situación. Aunque es bueno hablar, a veces la conversación empieza a ir en círculos y no quedan ningunas palabras productivas para decir. Cuando esto sucede, una mujer pudiera sentirse como si se diera por vencida. Pero antes de rendirme, he aprendido a parar, esperar y calmarme, buscando el silencio para que la reacción de hoy no sea el remordimiento de mañana.

Pasar tiempo estando en silencio puede ser, en verdad, el mejor remedio para las situaciones complicadas. Retirarme de toda emoción, frustración y agotamiento, y lograr estar en silencio con Jesús, es lo mejor que he encontrado para desenredar una situación.

Aquí tenemos cinco cosas hermosas que pueden pasar en la tranquilidad:

1. Podemos sentirnos lo suficientemente seguras para poder humillarnos.

En medio de la intensidad del desastre y la confusión, la última cosa que quiero hacer es humillarme. Quiero hablar en voz alta y demostrar que tengo la razón. He aprendido que necesito alejarme de la batalla y pedir humildemente a Dios que muestre la verdad a mi corazón para que las cosas empiecen a tener sentido. Nunca he tenido un problema de relaciones donde no hubiese contribuido por lo menos en algo al asunto. Normalmente, sólo puedo verlo en la tranquilidad.

1ª Pedro 5:6 dice, Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios…

2. Dios nos levantará a un lugar más racional.

Cuando estamos en medio de una relación complicada, las emociones disparatadas nos pueden arrastrar a un abismo profundo de desesperación. La única manera de salir de ese abismo es dejar de buscar más profundamente, y encontrar la solución en Dios.

1ª Pedro 5:6 dice,…para que él los exalte a su debido tiempo.

3. La ansiedad da paso al progreso.

Podemos entregar todo lo que hay en nuestros corazones ansiosos a Jesús, quien nos ama justo donde estamos, tal y como somos. Y como Su amor no nos juzga, podemos sentirnos lo suficientemente seguras para admitir con humildad que necesitamos que Jesús trabaje en nosotras. El verdadero progreso puede ocurrir al dejar a Jesús obrar en mí.

1ª Pedro 5:7 dice, Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes (NVI).

4. Podemos ver que nuestro verdadero enemigo no es la persona con quien estamos en conflicto.

La verdad es que tenemos un enemigo y no unos contra otros. La influencia de Satanás sobre mí y la persona que me ofende es el verdadero culpable. No lo puedo ver en medio de la crisis. Pero en el silencio, llego a ser consciente y puedo tener una estrategia de cómo actuar y reaccionar en una manera con más dominio propio.

1ª Pedro 5:8-9 dice, Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como un león rugiente, buscando a quién devorar. Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe… (NVI)

5. Puedo estar segura de que Dios usará este conflicto para el bien – no importa cómo termine.

Si me esfuerzo en manejar bien este conflicto, puedo vivir libre de la presión de que todo va a salir bien. A veces las relaciones se fortalecen al pasar por un conflicto. Pero, otras veces, las relaciones terminan. Como no puedo controlar a la otra persona, debo mantener mis ojos en todo lo bueno que Dios está obrando en mí por medio de esto y dejarle a Él el resultado final.

1ª Pedro 5:10-11 dice, Y, después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables. A él sea el poder por los siglos de los siglos. Amén. (NVI)

Al final, esta lucha puede ser usada por Dios para hacerme más fuerte y capaz en mis relaciones. Si me humillo lo suficiente para recibir de Él, en la tranquilidad, lo que Él me quiere enseñar por medio de esto, puedo estar segura cualquiera que sea el resultado.

Querido Señor, ayúdame a dejar de intentar entender o resolver esta situación y simplemente a estar quieta contigo un rato. Dios, hazme más humilde. Muéstrame Tus pasos hacia la resolución. O muéstrame Tus pasos hacia una despedida sana. Toma mi ansiedad y reemplázala con Tu paz, sabiduría y seguridad. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Efesios 6:12, Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. (NVI)

Recursos Adicionales

¿Qué haces cuando el tiempo de Dios parece cuestionable, Su falta de intervención es dolorosa y Sus promesas dudosas? Lysa TerKeurst lo entiende profundamente. Pero también descubrió que nuestras decepciones pueden ser citas divinas que nuestras almas necesitan para encontrar radicalmente a Dios. En su libro titulado No debería ser así, Lysa nos invita en su propio camino de fe, con determinación, vulnerabilidad y humor honesto. ¡Adquiere tu copia hoy!

Conectate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿Cuáles de los recordatorios acerca de cómo manejar las situaciones complicadas necesitabas más del devocional de hoy y de 1ª Pedro 5:6-11? Comparte tus pensamientos en los comentarios.

© 2020 por Lysa TerKeurst. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación