Devocionales

Cuando todo nos abruma, ¿cómo lo superamos?

21 de octubre de 2020
Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo. Juan 16:33 (NVI)

«¡Oye, ahí es donde viven el bisabuelo y la abuela!» Mis hijos señalan con entusiasmo la comunidad de viviendas para ancianos mientras conducimos, y en lugar de corregirlos, asiento con la cabeza y contengo las lágrimas. El abuelo de mi esposo falleció hace un par de meses, pero todavía se siente como si estuviera en la puerta, deseoso de recibirnos si estuviéramos de visita.

La muerte es algo tan extraño. Es definitiva y sin embargo…no lo es. Y el dolor después de la muerte no tiene fin.

Me sorprende mi tristeza, y me regaño por no haberla superado aún. Después de todo, ¿tengo derecho a estar tan triste cuando sólo lo conocí los últimos 10 años de sus 90 años de vida? ¿Debería seguir llorando cuando sólo era su nieta política? Lucho con estas preguntas, pero en un momento de gracia hacia mí misma, rechazo la voz crítica en mi cabeza y dejo que las lágrimas corran por mis mejillas.

En estos días, la pérdida se ve agravada por más pérdida. Asisto a un funeral y veo a una madre llorar mientras entierra a su hija. Noto el cansancio en los ojos de la gente — en mis propios ojos — mientras intentamos descubrir cómo resistir un día más. Escucho el temor y la ansiedad que la incertidumbre provoca. Me lamento con rabia por las madres, padres y niños de color que no están seguros durmiendo en sus camas, saliendo a correr, cometiendo errores y siendo humanos.

Cada muerte, cada acto de violencia, cada oprimido silenciado y cada pérdida se siente como olas estrellándose sobre mí, y estoy abrumada. No sé si pueda nadar hasta la superficie para recuperar el aliento o encontrar un camino hacia la orilla. Anhelo tierra firme, para quedarme quieta y descansar, y clamo a Dios — ¿Cuánto tiempo más, Señor?

Mi fuerza se debilita por el constante bombardeo de lo que este año sigue arrojándonos, y en mi impotencia, recuerdo las palabras de Jesús a sus discípulos en Juan 16:33: Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo.

Repito el versículo una y otra vez, y en Sus palabras, escucho verdad y esperanza. La verdad es que tendremos aflicciones en este mundo. Enfrentaremos el abandono, la soledad, el odio y la muerte. Por amor y bondad, Jesús quiere que estemos conscientes en vez de sorprendidas cuando suceden estas cosas; son de esperarse.

Entonces, Él da esta doble promesa de esperanza: Primero, cuando todo es un caos, podemos tener paz en Él. Segundo, podemos estar animadas porque Cristo ya ha vencido al mundo.

Podemos superar las cosas difíciles porque seguimos a un Dios que ha pasado por todas las cosas difíciles y ha salido victorioso de ellas. Cuando estamos cansadas y sentimos que no podemos soportar otro golpe, podemos animarnos. Podemos vencer. Cristo ha ido delante de nosotras, y en Él, nuestras debilidades son las plataformas desde donde brilla Su poder.

¡Anímate, amiga! Tenemos un Dios que entiende, que ha resistido y que nos ayuda a hacer lo mismo.

Dios, gracias por la esperanza que podemos tener cuando todo parece demasiado. Tus promesas son más que luces de esperanza, son anclas de seguridad. Gracias por estar con nosotras, entrando en nuestro dolor y dándonos poder para perseverar. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

2 Corintios 12:9-10, Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí. Es por esto que me deleito en mis debilidades, y en los insultos, en privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo. Pues, cuando soy débil, entonces soy fuerte. (NTV)

Hebreos 4:15-16, Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos. (NVI)

Como devocional patrocinado, Las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recursos Adicionales

Si la vida no ha resultado como la planeaste, no estás sola. El cáncer aparece. Los seres queridos mueren. Los cónyuges se van. Los sueños se nos escapan de las manos. La ansiedad y depresión roban temporadas preciosas.

Pero ¿y si supieras que no estás sola en tu dolor? ¿Que, en medio del dolor, Dios estaba ahí?

En Take Heart: 100 Devotions to Seeing God When Life’s Not Okay, la comunidad de (in)courage está a tu lado cuando tu corazón está afligido, tu fé es sacudida, o es solo uno de esos días duros y mundanos. No encontrarás arcos ordenados o arreglos rápidos trillados, sólo flechas que te apuntan directamente a Jesús.

Deja que este libro sea como una amiga de confianza, envolviendo tu corazón con consuelo y seguridad de que eres vista. En las historias de otros, podemos encontrarnos a nosotras mismas y nuevamente a Dios. ¡Juntas, podemos animarnos! Más información aquí.

Conectate

(in)courage te da la bienvenida a un lugar donde las mujeres autenticas y valientes se conectan profundamente con Dios y los demás. Fundada en el 2009 por DaySpring, la subsidiaria de productos cristianos de Hallmark Cards, Inc. (in)courage es una vibrante comunidad en línea que llega a miles de mujeres cada día. A través del poder de las historias compartidas y recursos valiosos, (in)courage celebra la fortaleza que Jesús da para vivir nuestro llamado como hijas de Dios. Juntas construimos la comunidad, celebramos la diversidad y nos convertimos en mujeres valientes. Únete a nosotras en (in)courage.me.

Reflexiona y responde

¿Cómo es que la promesa de Cristo venciendo al mundo te da esperanza para el dolor, la pérdida o el sufrimiento por el que estás pasando hoy? ¡Compartamos esperanza entre nosotras en la sección de comentarios!

© 2020 por Grace P. Cho. Todos los derechos reservados.

Proverbs 31 Ministries agradece a Revell por patrocinar el devocional de hoy.

Haz click aquí para ver nuestra política sobre los enlaces de terceros.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación