Devocionales

Elegir el significado sobre el éxito

9 de diciembre de 2020
Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos. Juan 15:8 (NVI)

Desde que Dios dio vida a Su historia, nos han atraído las historias de héroes.

Nos inspiran los guerreros valientes que defienden la justicia, como los bomberos que corren hacia los edificios cuando todos los demás salen corriendo. Los héroes no hacen lo que hacen por reconocimiento, crédito o fama. Lo hacen porque pueden tomar algo mal en el mundo y corregirlo nuevamente.

¿No es interesante que cuando leemos estas historias, no nos consideramos en la misma categoría? Sin embargo, quizás estemos haciendo algunas de las preguntas correctas:

Dios, ¿cómo quieres usarme?
¿Cuáles son mis dones y para quién son?

Dios nos presenta con oportunidades para conocer las respuestas a esas preguntas y ponerlas en práctica.

La verdad es que cada una de nosotras está llamada a ser heroica por el Reino de Dios. Eso significa priorizar una vida de significado eterno sobre el éxito mundano.

Eso puede ser difícil de aceptar. Para la mayoría de nosotras, nuestro éxito en la vida ha estado determinado por lo bien que nos desempeñamos dentro de los sistemas de calificación mundanos. Ya sea en la escuela y en las boletas de calificaciones, o en el trabajo y las evaluaciones de desempeño, para tener éxito, tenemos que estar a la altura del sistema. Créanme, lo sé. Durante muchos años, mi objetivo final fue el éxito. Debo obtener las mejores calificaciones posibles, los reconocimientos y los premios.

Pero, ¿queremos el éxito a costa de que se haga la voluntad de Dios?

No es que Dios no quiera que tengamos éxito; quiere que experimentemos la vida abundante que Él ofrece.

Jesús vino a ofrecer esa vida abundante poniendo las cosas al revés. Vino a contarnos cómo son las recompensas en Su Reino. Vino a invitar a los creyentes a colaborar con Él en la edificación de Su Iglesia.

Como líderes (y todas somos líderes de alguna manera), el objetivo es cambiar nuestra forma de pensar. Nuestro objetivo es encontrar el significado de la vida siendo las heroínas principales en la construcción del Reino de Dios en lugar de personajes secundarios, o peor aún, jugadores que nunca entraron al juego. ¿Cómo hacemos eso?

Podemos priorizar una vida de significado eterno en el orden que sigue a continuación:

1. Responder
Respondemos al llamado y pedimos a Jesucristo que entre en nuestro corazón, declarando nuestra fe en Él como un acto inicial de fe. Es el llamado a la conversión. Él llama a la puerta y aceptamos lo que Él está ofreciendo: Él mismo.

2. Creer
Mi primera oración para invitar a Dios a mi vida fue en el piso de un baño durante mi primer tratamiento contra el cáncer. Desde esa oración hasta creer realmente en Jesús, no solo decirlo, sino creerlo como el verdadero Hijo de Dios, fue un proceso más largo y complicado. Dios nos llama a levantarnos en la fe y creer verdaderamente, en todos los sentidos, que Jesús es quien dice ser.

3. Cambiar
Dios nos llama a vivir una vida santa siguiendo el ejemplo de Cristo. Necesitamos un discipulado activo, alguien que nos muestre cómo es realmente la vida transformada. ¿Hay alguien que quiere una vida piadosa que camine junto a ti a medida que crece y madura espiritualmente?

4. Dedicar
Aquí es donde somos fieles para cumplir con los roles que se nos han asignado como hijas, madres, maestras, mentoras, vecinas y trabajadoras. Dondequiera que Dios nos haya colocado, podemos ejercer devoción para cumplir esos roles de la manera en que Él nos ha llamado a desempeñarlos.

5. Dar fruto
Como seguidoras de Cristo, Dios nos desafía a ser fructíferas. ¿Cómo sabemos si el fruto que estamos produciendo es "fruto que dura"? La única cosa que perdurará después de que este mundo muera son las almas. Las personas son la corona de Su creación, lo que Él valora más que cualquier otra cosa.

A medida que nuestro objetivo es tomar decisiones que den fruto y honren a Dios, hay dos preguntas importantes que hacer:

¿Contribuye esta elección a ganar almas?
¿Esta decisión ayuda a hacer discipulado?

Cuando lo que decimos y hacemos honra a Dios e invita a otras a tener una relación con Él, llevamos una vida significativa.

Padre, ayúdame a priorizar la construcción de Tu Reino por encima de todo y a vivir fiel y plenamente a la luz de la eternidad. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Juan 15:16, No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. (NVI)

Como devocional patrocinado, las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recursos Adicionales

Si sabes que Dios te está llamando a impactar a una mujer joven y caminar junto a ella para crecer en fe, carácter y confianza, ¡conéctate con Truth Becomes Her y la familia Bible Belles! Obtendrás acceso a recursos digitales e impresos que te prepararán para liderar a tu hija o la niña que has sido llamada a guiar. Inicia el viaje de tu niña con la serie de libros, The Adventures of Rooney Cruz, que destaca la asombrosa historia de las mujeres de Dios.

Para obtener ideas prácticas para alentar a tus hijas a vivir, amar y liderar por el bien de los demás y para la gloria de Dios, obtén una copia del nuevo libro de Erin Weidemann de la serie Bible Belles, Ringleaders.

Reflexiona y responde

¿Cómo estás viviendo las verdades de que eres una heroína importante en el plan de Dios para el mundo y que tienes una asignación importante en ese plan?

¿Cómo podría Dios estar refinando tu carácter y aumentando tu fe a través de la experiencia en la temporada actual en la que te encuentras? ¡Nos encantaría saber de ti! Comparte tu opinión en los comentarios.

© 2020 por Erin Weidemann. Todos los derechos reservados.

Proverbs 31 Ministries agradece a Truth Becomes Her and Bible Belles por su patrocinio de la devoción de hoy.

Haz click aquí para ver nuestra política sobre los enlaces de terceros.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación