Devocionales

Siguiendo la estrella invisible

14 de diciembre de 2020
Gracias a la tierna misericordia de Dios, la luz matinal del cielo está a punto de brillar entre nosotros, para dar luz a los que están en oscuridad y en sombra de muerte, y para guiarnos al camino de la paz». Lucas 1:78-79 (NTV)

La imagen en el espejo reflejaba un rostro mayor comparado con aquel de meses atrás - espacios en todos los lugares equivocados y menos luz tras mis ojos. El 2020 parecía haberme roído de adentro hacia afuera.

Durante la espera, la ilusión y la oración para que la vida vuelva a su ritmo normal en el trabajo, la escuela, los deportes, las amistades y la adoración, me di cuenta que mis súplicas estaban desalineadas. Oraba para que mis circunstancias cambiaran en lugar de orar para brillar en mi situación actual.

No me malinterpretes. Cada regreso esperado a la normalidad, por más lento que haya llegado, ha sido acogido y celebrado. Cuando nuestra congregación anunció que después de meses de adoración en línea, regresaríamos al santuario en capacidad limitada y con mascarillas, me sentí agradecida. Estaba tan lista para volver. Entrar en el edificio con sus sonidos familiares, olores y caras (bueno, al menos los ojos, por encima de las mascarillas) era bueno para mi alma. Me imagino que también será así para mis hijos cuando regresen a sus lugares de estudio y salones de clase.

Sí, estaba lista y agradecida por esos pequeños regresos a la rutina. Pero no pensé que estuviera preparada para la Navidad. Parece que la Navidad se adelantó este año. Quería conseguir que todo volviera a la normalidad primero, y luego tener una Navidad normal con todos sus adornos. Pero tardé en darme cuenta de que la esencia misma de la Navidad es precisamente lo que todas necesitamos ahora mismo... no con nuestras circunstancias perfectas, sino en medio del caos.

La profecía de Zacarías sobre la venida de Cristo dice, “Gracias a la tierna misericordia de Dios, la luz matinal del cielo está a punto de brillar entre nosotros, para dar luz a los que están en oscuridad y en sombra de muerte, y para guiarnos al camino de la paz».” (Lucas 1:78-79).

Antes de que Jesús viniera a salvarnos había oscuridad y confusión, como ahora. La gente pensaba que sabían lo que necesitaban, pero se les escapó el significado verdadero del nacimiento de Jesús, y cómo Él nos rescataría. Del mismo modo, es posible que no pensemos que estamos preparadas, o que ni siquiera podamos comenzar a abrir nuestros corazones a la alegría de la temporada navideña de este año, pero tal vez, este año sea cuando más lo necesitamos.

Ha sido difícil encontrar alegría en este año. La mayor parte del tiempo, soy una de las primeras personas con el espíritu navideño. Antes de que las sobras de pavo se hayan guardado en el refrigerador, salen a escena los adornos y el pesebre. Mi corazón está lleno de un espíritu generoso. Estoy lista para decorar, celebrar, hornear, adorar y alabar. Pero este año, ha sido difícil ver la luz que conduce al verdadero significado de la Navidad.

Hoy, tengo el desafío de hacer las cosas de manera diferente. En lugar de orar para que mis circunstancias cambien, ahora estoy orando para florecer donde me encuentro, sabiendo y creyendo que la estrella de la esperanza y el milagro de la Navidad se esconden allí, más allá de nubes amenazantes.

Padre Celestial, permite que el Espíritu de la Navidad me refresque y brille a través de mí este año.Fortifícame aquí y ahora. Ayúdame a seguir creyendo, incluso cuando no pueda ver. Ayúdame a florecer donde estoy plantada y a aceptar las bendiciones de la Navidad, incluso si la temporada se ve diferente este año. En el Nombre de Jesús, Amén

Verdad para hoy

Isaías 9:6-7, Pues nos ha nacido un niño, un hijo se nos ha dado; el gobierno descansará sobre sus hombros, y será llamado: Consejero Maravilloso, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Su gobierno y la paz nunca tendrán fin. Reinará con imparcialidad y justicia desde el trono de su antepasado David por toda la eternidad. ¡El ferviente compromiso del SEÑOR de los Ejércitos Celestiales hará que esto suceda. (NTV)

Mateo 2:10, Al ver la estrella, se llenaron de alegría. (NVI)

Recursos Adicionales

Para obtener más esperanza bíblica esta temporada navideña, lee el devocional de Karen Ehman, ¡Casi no aguanto la espera!

Conectate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿Te ha resultado difícil esta temporada navideña? ¿Qué te ha ayudado a recordar el verdadero significado de la Navidad? Comparte tu opinión en los comentarios.

© 2021 by Kelly Barbrey. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación