Devocionales

Recuerda la fidelidad de Dios

15 de enero de 2021
Entonces el SEÑOR se le apareció a Abram y le dijo: «Daré esta tierra a tu descendencia». Y Abram edificó allí un altar y lo dedicó al SEÑOR, quien se le había aparecido. Génesis 12:7 (NTV)

Tiendo a olvidar las cosas. Olvido nombres y rostros. He buscado mi teléfono celular MIENTRAS lo usaba para hablar. La lucha es real, y no solo con las cosas cotidianas. También sucede con cosas grandes.

Cuando miro hacia atrás en las entradas de mi diario que resumen los años pasados, suelo a decir lo mismo cada 31 de diciembre:

“Este año fue desafiante”.
“Fue difícil”.
“Este año fue duro”.

Y luego… el 2020. ¿Ha habido un año como este antes? Decir que fue desafiante, difícil y duro no le hace justicia. Aparte de la pandemia mundial, también pasé por algunas luchas personales. Como resultado, cuando reflexiono sobre el año, ahí es donde va mi mente.

A pesar de todo, si me detengo y lo pienso bien, también pasaron cosas increíbles en 2020. Espero que puedas decir lo mismo.

¿Has notado que es fácil recordar las cosas difíciles? ¿Has notado también que es difícil recordar las cosas buenas? No quiero que mi hábito de olvidar me empuje a un lugar de duda y preocupación. Quiero recordar la fidelidad de Dios.

El olvido es un hecho que ha existido desde que ha habido humanos en la tierra. Afortunadamente, Dios instituyó varios preceptos para ayudar a las personas a recordar. Uno de los más habituales era la construcción de un altar.

Entonces el SEÑOR se le apareció a Abram y le dijo: «Daré esta tierra a tu descendencia». Y Abram edificó allí un altar y lo dedicó al SEÑOR, quien se le había aparecido. Después Abram viajó hacia el sur y estableció el campamento en la zona montañosa, situada entre Betel al occidente, y Hai al oriente. Allí edificó otro altar y lo dedicó al SEÑOR, y adoró al SEÑOR (Génesis 12:7-8, NTV).

Abram, cuyo nombre eventualmente cambiaría a Abraham, construyó altares en momentos importantes de su vida. Continuamente vemos esa práctica con otros personajes de la Biblia. Una y otra vez, Dios le recuerda a Su pueblo que necesitan recordar porque sabe que nuestra tendencia natural es olvidar.

¿Cómo podemos hacer esto ahora? La construcción de un altar no puede parecerse a lo que era en Génesis. ¡Eso probablemente rompería la mayoría de las ordenanzas de nuestras ciudades! Sin embargo, siguen habiendo maneras: y una manera es usar un frasco como altar.

Al comienzo de cada año nuevo, toma un frasco vacío. No tiene que ser nada elegante, incluso un frasco viejo de salsa de espagueti servirá. Luego, cuando experimentes momentos de la fidelidad de Dios, escríbelos y ponlos en tu frasco. Puedes hacer esto al final del día, una vez a la semana o siempre que suceda algo bueno.

Escribe las cosas importantes: “¡Mi amigo(a) fue sanado(a) de cáncer!” o “Hoy me reconcilié con mi papá”. Anota los momentos que generalmente damos por sentado: “¡Hace mucho frío afuera, pero mi calentador está funcionando!” O algo que estás celebrando: “¡Mi hijo cumplió un año más hoy!”.

El hecho de que recordemos el año con mayor precisión es bastante asombroso por sí mismo. Pero hay más. Cada vez que escribes algo, es una oportunidad para adorar y expresar gratitud a Dios.

Además de eso, cada vez que alguien vea tu frasco, se convierte en un tema de conversación. Dios ordenó a los descendientes de Abram, los israelitas, que contaran de Su fidelidad en sus vidas: “El día de mañana, cuando sus hijos les pregunten: “¿Y esto qué significa?”, les dirán: “El SEÑOR, desplegando su poder, nos sacó de Egipto, país donde fuimos esclavos” (Éxodo 13:14, NVI).

Entremos al 2021 con fe y expectativa. Al final de este año, creo que tu altar en forma de frasco estará lleno… y también lo estará tu corazón.

Querido Padre celestial, sé que puedo mirar hacia este nuevo año con esperanza segura. Eres bueno y fiel. Cumplirás todos los propósitos que tienes para mi vida. Te agradezco por todo lo que has hecho y todo lo que harás. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Santiago 1:17, Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras. (NVI)

Recursos Adicionales

Mientras nos preparamos para la Pascua, descubre cómo la muerte y resurrección de Jesús afectan lo que más anhelamos. Haz un viaje a través de la historia de la Biblia en 40 días con Las respuestas a tus anhelos más profundos: 40 días a través de la Biblia. En este estudio, verás los temas centrales a través de las Escrituras, la manera en que están interconectados y lo que eso significa para nosotras al celebrar la Pascua este año. Haz clic aquí para obtener tu Guía de estudio.

Conectate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy?

¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una  comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿Cuáles son algunas formas prácticas y creativas de recordarte a ti misma la fidelidad de Dios?

¿Qué sucedió en el 2020 que es motivo de agradecimiento para ti? ¡Compártelo en nuestra sección de comentarios! !

© 2021 por Anitha Abraham. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación