Devocionales

Notificaciones que cambian todo

16 de marzo de 2021
Noé era un hombre justo y honrado entre su gente. Siempre anduvo fielmente con Dios. Génesis 6:9 (NVI)

Piensa en uno de esos momentos en que tu vida cambió después de leer una notificación que te hizo detenerte y preguntarte: ¿Confío en Dios en esto?

Tal vez fue un mensaje de texto de una amiga pidiendo oración, un titular de las noticias, de esos que provoca pánico o incluso una oportunidad de hacer algo que nunca antes habías hecho.

Todas hemos tenido un momento en el que una simple notificación tenía el potencial de cambiar todo en nuestras vidas.

Me vienen a la mente varias notificaciones decisivas que he recibido en los últimos años. Un mensaje de texto de mi padre que decía: Ven pronto, tu madre se está muriendo. Un titular de las noticias anunciando que una pandemia estaba a punto de cambiar la vida tal y como la conocía. Un correo electrónico en el que se me comunicaba que ya no se me necesitaba para algo de lo que me gustaba formar parte.

En ocasiones, las notificaciones que son difíciles de creer dejan duda en nuestras almas. Y si no se maneja, esa duda puede llegar a ser increíblemente destructiva para nuestra fe.

Hay un hombre en las Escrituras que recibió una “notificación” importante que seguramente era difícil de creer. ¿Cuál era su nombre? Noé. Pero esta notificación vino directamente de parte de Dios.

Noé era un esposo, un padre, un agricultor y un predicador de la justicia. Y un día, una conversación con Dios lo cambió todo en su vida. Dios le dijo a Noé que se avecinaba un diluvio destructivo, y que Noé debía construir un arca para refugiar en ella a su familia y a muchas criaturas. (Génesis 6).

Piensa en todos los factores increíbles de esta notificación: la tierra nunca había visto un diluvio destructivo como este, Noé no era un constructor de arcas y tampoco sabía la logística para subir a bordo a todos esos animales.

¿Cómo pudo Noé superar las dudas que esta notificación le podría haber provocado?

Creo que vemos la respuesta a esta pregunta en nuestro versículo principal de hoy: “Noé era un hombre justo y honrado entre su gente. Siempre anduvo fielmente con Dios” (Génesis 6:9). ¿Qué significa esto? No significa que fuese perfecto, sino que estaba en un proceso con Dios.

Una palabra que describe lo que significa llegar a ser justo es la “santificación”. Es decir, alejarnos de las cosas que nos impiden avanzar hacia Dios. Es permitir que nuestros pasos estén en sintonía con Su Palabra. También vemos en este versículo que Noé tomó una decisión: caminar con Dios.

Este “caminar” no se trataba de un paseo “para dar unas vueltas por el parque”. Era un lugar en el alma de Noé donde, a través de una decisión diaria de presentarse ante Dios, se dio cuenta quién era Dios para él.

Había un destino en la vida de Noé, y sólo lo alcanzaría caminando con Dios.

En tu vida, tú también tienes un destino dado por Dios. Y todo el día, la duda está en tu cabeza tratando de desviarte. La duda te envía notificaciones que llenan tu mente con pensamientos como: no puedes hacer esto; escuchaste mal a Dios; es demasiado difícil; ríndete; esto es imposible.

Estoy segura de que Noé tenía palabras similares que eran persistentes en sus pensamientos.

Pero si decides seguir caminando, Dios seguirá trabajando. Puede parecer que el enemigo está siguiendo tus pasos y tratando de hacerte tropezar cada vez que pueda. Sin embargo, cuando caminas con Dios, siempre estás un paso por delante de cualquier plan para derribarte.

Así que la próxima vez que llegue una notificación que cambie tu vida, y sucederá, toma la decisión de caminar más cerca de Dios.

Al igual que con Noé, puede que en un momento no todo tenga sentido, pero después de toda una vida caminando con Dios, también veremos Su fidelidad. Podemos decidir hoy: hay un camino mejor; voy a caminar con Dios.

Gracias, Dios, porque podemos oír Tu voz y escucharla. Ayúdanos a caminar hoy más cerca de Ti. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

2 Corintios 5:7, “Porque andamos por fe, no por vista.” (RVA-2015)

2 Corintios 4:18, “no fijando nosotros la vista en las cosas que se ven sino en las que no se ven; porque las que se ven son temporales, mientras que las que no se ven son eternas.” (RVA-2015)

Recursos Adicionales

Cuando estás agobiada y buscas la confirmación de Dios, podemos llegar a sentirnos abrumadas por las emociones. Dios nos dio las emociones para vivir la vida, ¡no para destruirla! Lysa TerKeurst admite que ella, como la mayoría de las mujeres, ha tenido experiencias en las que otros chocan con su felicidad y ella se desborda emocionalmente. Nos sobrecargamos, explotamos o reaccionamos en algún punto intermedio. ¿Qué hacemos con estas emociones crudas? ¿Es realmente posible hacer que las emociones trabajen para nosotras y no en nuestra contra? Sí, y en su habitual forma inspiradora y práctica, Lysa te mostrará cómo hacerlo. Compra tu copia aquí.

Conéctate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿Qué es algo que Dios te ha dicho que hagas y que parece imposible?

¿De qué trata de convencerte la duda? ¿Cómo darás un paso más cerca de Dios el día de hoy? Escríbelo en un diario, o compártelo aquí en la sección de comentarios.

© 2021 por Nicki Koziarz. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación