Devocionales

Tu realización personal

7 de abril de 2021
El SEÑOR le dijo a Abram: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré. Génesis 12:1 (NVI)

Si hay alguien en este mundo que disfruta estar en casa, esa soy yo, e inmediatamente después sigue mi hijo. (Si buscas el término “hogareño” en el diccionario, es posible que veas nuestras fotos).

Así que cuando llegó el momento de que él se decidiera por una universidad, a mi esposo y a mí nos sorprendió mucho que eligiera una escuela lejos de casa.

Por supuesto, lo había animado a explorar todas las opciones. ¿No es eso lo que debe hacer una buena madre? Pero en realidad no me imaginé que elegiría una de esas escuelas fuera de la ciudad.

Cuando anunció su decisión, se me revolvieron las mariposas en el estómago. Todo en mí quería que mi hijo cambiara de opinión, especialmente con la incertidumbre del COVID-19 todavía presente. Pero cada vez que intentaba abrir mi boca para convencerlo de permanecer cerca de nuestra ciudad, podía escuchar a Dios decir, «Dejarlo ir tiene que ver tanto con tu crecimiento como con el suyo».

En Génesis 12:1-2, Dios le dice a Abram, “… «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; …” (NVI). El gran patriarca Abram (cuyo nombre acabaría siendo Abraham) no solo creyó en Dios; se movió por fe y le obedeció. Un paso de fe que lo condujo a un viaje de fe de por vida, y Abraham aprendió a confiar en Dios como Jehová Jireh, su Proveedor. Esta fue la realización personal de Abraham.

Veinticinco capítulos después, en Génesis 37, el bisnieto de Abraham, José, también dejó la tierra de sus antepasados (esta vez a la fuerza). José pasó de un pozo donde estaba destinado a morir, a un palacio, a la prisión y de nuevo a un palacio. En el camino, aprendió una valiosa lección: lo que el enemigo pretendió usar para mal, Dios lo transformó para bien (Génesis 50:20). Esta fue la realización personal de José.

En el capítulo 1 de Rut, vemos que ella decidió no regresar a la comodidad de su tierra natal tras la muerte de su esposo. En cambio, permaneció fiel a Noemí, su suegra. Ambas viajaron a Belén, donde Dios permitió que Rut conociera a Booz y cambió la trayectoria de sus vidas, situándolas en el linaje de Jesucristo. Esta fue la realización personal de Rut.

Son muchos los ejemplos que llenan nuestra Biblia.

Dios pide tanto a los hombres como a las mujeres salir de lo conocido, fácil y cómodo y entrar en lo desconocido, difícil e incluso doloroso.

En los meses previos a la partida de mi hijo (cuando supe que las cosas se volvían realidad), oré mucho, tanto por él como por mí.

¿Y sabes qué? El temor se convirtió en emoción. Dios me recordó a mis propios padres. Después de que mi hermana y yo nos fuimos a la universidad, Dios les dio un proyecto: crear la primera Biblia cronológica en su idioma nativo, el malayalam. Les tomó años, ¡pero lo lograron!

No estoy segura de qué tipo de proyectos ha planeado Dios para mí, pero sé una cosa. Mi hijo no es el único que está entrando en un territorio nuevo y emocionante. Yo también.

¿Hay alguna lucha en tu corazón hoy?

¿Dios te ha estado empujando a ir a algún lugar o a hacer algo fuera de tu zona de comodidad? Te animo a dar un pequeño paso en esa dirección. O quizás como yo, tu siguiente paso es dejar ir y confiar en Dios para guiar a alguien que amas.

Sin importar el lado de la ecuación en el que te encuentras, creo que Dios tiene un crecimiento reservado para cada una de nosotras.

Podría ser tu realización personal.

Padre Celestial, gracias por las muchas maneras en que diriges nuestros pasos. Ayuda a nuestros corazones para estar atentos a Tu guía. Danos la paz que necesitamos para dejar ir y confiar en Ti, no solo con nuestras vidas, sino con aquellos que amamos. Lo ponemos todo en Tus manos. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Isaías 30:21, Ya sea que te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: «Este es el camino; síguelo». (NVI)

Recursos Adicionales

¿Qué tienen en común todos los personajes bíblicos del devocional de hoy? Respuesta: Obediencia a Dios. Si deseas aprender más sobre cómo crecer en obediencia, echa un vistazo a los libros de Lysa TerKeurst, Cuando las mujeres le dicen sí a Dios y El mejor sí.

Conéctate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿Alguna vez has sentido a Dios guiándote a tomar una decisión que estaba fuera de tu zona de comodidad? En los comentarios, escribe un pequeño testimonio de lo que Dios te enseñó cuando dijiste sí a Su guía.

© 2021 por Binu Samuel. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación