Devocionales

Silenciando esa pantalla que clama por mi atención

17 de mayo de 2021
Por tanto, tengan cuidado cómo andan; no como insensatos sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Así pues, no sean necios, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor. Efesios 5:15-17 (NBLA)

Al saltar fuera de mi cama, me dirigí a la cocina para preparar una taza de café, esperando que el sueño se desvaneciera. Miré mi teléfono junto a la cafetera donde lo había dejado conectado la noche anterior. Había comenzado a sacar mi teléfono de la habitación para evitar la tentación de usarlo y así lograr ir a dormir a una hora apropiada.

Alrededor de una docena de notificaciones comenzaron su baile matutino habitual, deslizándose desde la parte superior de mi pantalla. A algunos seguidores de las redes sociales les gustó mi publicación reciente sobre la sopa de calabaza. Hubo una alerta de noticias de un canal de televisión local sobre la visita venidera de una celebridad conocida. En mi bandeja de entrada tenía cinco correos electrónicos nuevos de empresas donde había comprado anteriormente, alertándome de nuevas ofertas de sus productos.

Este montaje de mensajes que clamaban por mi atención a través de la pantalla amenazaba con descarrilar mi día que apenas comenzaba.

Tengo un dilema continuo con mi teléfono. Sin duda, puede ser una herramienta útil: organizar mi calendario, mi lista de compras y una aplicación del banco en línea. Pero a menudo siento como si mi teléfono se convirtiera en mi jefe. Si no mantengo el celular bajo control, fácilmente se vuelve una distracción. Timbra, suena y vibra provocándome a mirarlo constantemente mientras pierdo tiempo precioso que podría dedicar a las tareas del día.

Efesios 5:15-17 nos insta: Por tanto, tengan cuidado cómo andan; no como insensatos sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Así pues, no sean necios, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor". Para ayudarnos a aplicar las instrucciones que Dios nos está dando sobre cómo administrar nuestro tiempo, veamos el origen griego del significado de algunas palabras y frases claves.

La palabra griega para "andar" es peripateó. Más que poner un pie delante del otro, literalmente significa "conducir tu vida apropiadamente". ¿Y cómo vamos a caminar? Con cuidado. El significado griego más profundo de "cuidado" en este versículo es "con precisión, diligencia y circunspección". Esa última palabra no se usa comúnmente. Significa "investigar a fondo toda circunstancia y resultados posibles”.

También se nos instruye para que hagamos el mejor uso de nuestro tiempo. Esta frase griega transmite el concepto de redimir algo de la pérdida aprovechando al máximo la oportunidad presente. Debemos ser proactivos e intencionales a la hora de usar nuestro tiempo.

Eso puede ser difícil cuando sentimos que nuestro teléfono es una distracción digital continua. Revisarlo con demasiada frecuencia nos impide realizar las tareas importantes que tenemos en el trabajo y en casa. Incluso a veces no nos permite conectarnos relacionalmente con alguien que pueda necesitar aliento de nuestra parte, o evita que nos conectemos con alguien que Dios puso en nuestro camino para darnos ánimo o sabiduría.

Si tienes el mismo problema telefónico que yo, tal vez sea hora de que establezcamos algunos límites con nuestro teléfono. Puede ser tan simple como dejarlo en otra habitación durante la noche, o apagarlo después de una hora determinada todos los días. O puede requerir algo más drástico como desactivar todas las notificaciones, incluso eliminar aplicaciones de redes sociales y solo visitar esos sitios cuando estamos frente a nuestra computadora. Estas acciones pueden ayudarnos a reducir distracciones y manejar los días con cuidado, haciendo lo que Dios nos llamó a hacer: aprovechar nuestro tiempo al máximo.

Llevemos nuestros días al Señor en oración, pidiéndole que nos ayude a elegir con prudencia cómo interactuar con nuestros teléfonos, usándolos como herramientas en lugar de que nos distraigan. Él nos permitirá pasar nuestro tiempo de una manera que le honre a Él mientras nos enseña el significado de caminar sabiamente.

Padre, ayúdame a redimir el tiempo, discerniendo cómo quieres que pase mis horas cada día. Quiero que mis acciones te honren. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Salmo 31:15a, Mi vida entera está en tus manos; … (NVI)

Recursos Adicionales

¿Has estado distraída últimamente, pero quieres vivir una vida de entrega diaria y concentrarte en la voluntad de Dios? En el libro de Lysa TerKeurst, Cuando las mujeres le dicen sí a Dios, ella enseña cómo las mujeres podemos discernir la voz de Dios, seguir Su dirección y descubrir una vida de propósito y gozo al colaborar con Dios. Dios desea que Sus hijas se deleiten en Su camino, y eso es a través de darle nuestro "sí". A pesar de las muchas cosas que compiten por nuestra atención, decirle sí a Dios será tu mejor sí. Haz clic aquí para comprar el libro.

Conéctate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿De qué manera te distrae tu teléfono cada día? ¿Qué acciones puedes tomar que te ayuden a aprovechar tu tiempo al máximo?

¡Nos encantaría saber lo que piensas acerca de este tema! Déjanos tu opinión en los comentarios.

© 2021 por Karen Ehman. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación