Devocionales

Tu poderoso equipo de oración

4 de junio de 2021
Acerquémonos, pues, con confianza al trono de la gracia para que alcancemos misericordia y hallemos gracia para el oportuno socorro. Hebreos 4:16 (RVA-2015)

“¡Mamá! ¡Necesito ayuda!” mi hija gritó desde la cocina. Efectivamente, cuando entré, la encontré cubierta de azúcar glas. No puedo contar las veces que yo misma he encendido la batidora a alta velocidad, solo para que una nube de azúcar cayera sobre la cocina. Riendo, le dije que podríamos limpiar ese desastre en poco tiempo.

Me encanta que mi hija pueda llamarme con confianza, sabiendo que la entendería y estaría lista para ayudar.

Pero admito que no siempre he abordado mi vida de oración con el mismo nivel de confianza. Ha habido momentos en los que no he venido a Dios porque mis errores me hacen sentir temor. ¿Estará Dios enojado o decepcionado de mi? También he sido tímida en la oración porque me preocupaba que mis peticiones fueran demasiado pequeñas o triviales. Otras veces, mis problemas parecían tan grandes y complicados que no sabía cómo orar ni por dónde empezar.

La verdad es que tenemos más entendimiento y ayuda de lo que nos damos cuenta. De hecho, tenemos un poderoso equipo de oración, porque tenemos tanto al Espíritu Santo como a Jesucristo acercándose a Dios en nuestro nombre.

El Espíritu Santo está íntimamente relacionado con la oración. Romanos 8:26 nos dice que incluso cuando no sabemos qué orar o decir, el Espíritu mismo “…intercede con gemidos indecibles.” (RVA-2015). Debido a que el Espíritu habita dentro de nosotras, también conoce los detalles de nuestro corazón, nuestra mente y nuestras situaciones. Él llena donde nuestras palabras se quedan cortas. No hay nada demasiado grande o demasiado pequeño para que sea cubierto por el Espíritu Santo. Realmente podemos llevar todo a Dios en oración, a través de la ayuda del Espíritu.

Sin embargo, esta no es la única ayuda que tenemos. Hebreos 7:25 nos dice que Jesucristo también “… vive para interceder …” por nosotros. No sé por qué me he imaginado incorrectamente a Jesús en el cielo, pasando el tiempo mientras Él espera Su regreso. Ese no es el caso. Es bastante activo. De hecho, la Palabra dice que Él vive para interceder por nosotros.

Jesús también tiene una posición única para hacerlo. En Hebreos 4:15 aprendemos que debido a que Jesús se convirtió en un hombre de carne y hueso, Él nos entiende de una manera única. Él también ha sufrido, ha sido tentado y se ha sentido débil. No solo se compadece; también sabe cómo ayudar. Cuando entramos en la presencia de Dios, Jesús está allí, identificándose con nuestras luchas y sabiendo lo que necesitamos.

Qué equipo tan poderoso tenemos: el Espíritu Santo y Jesucristo, intercediendo por nosotras en cada momento de cada día. ¿Te imaginas la conversación en el cielo? Me imagino a la Trinidad de Dios reunida en grandes sillas cómodas. El Espíritu Santo está explicando los detalles de mi situación por dentro y por fuera. Mientras tanto, Jesús se inclina hacia adelante e interviene, refiriéndose a lo difícil que puede ser, enumerando algunas ideas que ayudarán. Mientras tanto, el Padre mira a su alrededor y sonríe, asintiendo con la cabeza, escuchando. Y hacen todo esto, todos los días... por nosotras.

Al acercarme al trono de la gracia, puedo acercarme con confianza, sabiendo que allí me espera tanto la misericordia, gracia como los rostros amistosos. Padre, Hijo y Espíritu me invitan a acercar una silla y derramar mi corazón, sabiendo que soy comprendida y amada sin medida.

Dios Padre, gracias por Tu amor y bondad. Espíritu Santo, gracias por conocerme tan bien y por llenarme cuando las palabras me fallan. Jesús, gracias por comprender lo que enfrento y por saber lo que necesito. Ayúdame a orar con confianza, recordando que Tú estás conmigo y por mí. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Hebreos 7:25, Por esto también puede salvar por completo a los que por medio de él se acercan a Dios, puesto que vive para siempre para interceder por ellos. (RVA-2015)

Recursos Adicionales

¿Tienes momentos en los que sientes que no puedes acudir a Dios con confianza cuando oras? Todas tenemos momentos como estos, pero la clave para superarlo es orar de todos modos porque hay poder cuando nos presentamos ante Dios en oración. El libro El poder de una mujer que ora Biblia NVI por Stormie Omartian, proporciona  maneras para superar esto a través de la combinación de oraciones diarias y lecturas bíblicas sobre cómo mejorar su confianza en la oración. Para adquirir el libro, haz clic aquí.

Conéctate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

Toma un momento mientras oras hoy para recordar que Jesús y el Espíritu Santo también están contigo e intercediendo por ti en la presencia del Padre. ¿Cómo te ayuda esto a acercarte al trono de la gracia con confianza? ¡Comparte con nosotras en los comentarios!

© 2020 por Kayla Ferris. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación